22 sep 2020

Ir a contenido

PEDERASTIA EN LA IGLESIA

Detenido un monseñor en el Vaticano por consumir pornografía infantil

Hasta el año pasado Carlo Alberto Capella era asesor de la embajada de la Santa Sede en Washington

El Periódico

Carlo Alberto Capella.

Carlo Alberto Capella.
Acto religioso en el Vaticano.

/

El Vaticano informó este sábado del arresto del religioso Carlo Alberto Capella, exconsejero de la nunciatura en Washington y acusado por Canadá de poseer imágenes de pornografía infantil, y actualmente se encuentra en una celda del cuartel de la Gendarmería vaticana a disposición judicial.

La Santa Sede explicó en un comunicado que "esta mañana, a propuesta del promotor de Justicia (fiscal), el juez instructor del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano emitió una orden de arresto contra monseñor Carlo Alberto Capella".

El comunicado informa además de que el arresto se produce después de una investigación que ha llevado a cabo el promotor de justicia y de que "el juez instructor ha tomado la decisión sobre la base de los párrafos 3 y 5 del artículo 10" de la legislación aprobada por el papa Francisco en el año 2013 para responder con dureza a los casosde abusos de menores.

Este artículo establece que aquel que "distribuya, divulgue, transmita, importe, exporte, ofrezca, venda o guarde" material con contenido "de pornografía infantil", o "distribuya o divulgue noticias o información con finalidad de explotación sexual de menores" será sancionado "con prisión de uno a cinco años" y una multa de entre 2.500 euros y 50.000, pero el segundo párrafo citado es el que establece penas de hasta 12 años si el material "es de ingente cantidad".

En septiembre del 2017, el promotor de justicia vaticano abrió una investigación contra este funcionario, que ostenta el título honorífico de monseñor, después de que la Policía canadiense lo acusara de posesión y distribución de material pornográfico infantil, descargado durante un viaje que el sacerdote realizó al país en diciembre de 2016, informan los medios italianos. EEUU pidió que se le levantara la inmunidad diplomática, a lo que la Santa Sede se opuso. Desde la apertura de la investigación, Capella ha permanecido en el Vaticano, donde será juzgado.