Ir a contenido

3,6 millones de usuarios activos

La 'app' de citas gais Grindr cedió datos de VIH de sus usuarios

Pasó la información a 'data brokers' para que estudiaran cómo afinar la publicidad

Efe

La 'app' de citas gais Grindr cedió datos de VIH de sus usuarios

La aplicación para citas gays Grindr compartió con otras empresas y sin informar a sus usuarios los datos que estos eligen difundir en su perfil, incluido si tienen el VIH, según la denuncia del organismo de consumidores noruego a partir de un reportaje periodístico en la televisión sueca.

El reportaje, emitido por el canal SVT de la televisión sueca --la misma que destapó el caso Macchiarini--, reveló que Grindr, que está pensado para encuentros de tipo sexual en un radio de corta distancia, había pasado información de las preferencias que mostraban sus usuarios a las empresas Apptimize y Localytics, dos grandes compañías de márketing dedicadas a optimizar aplicaciones móviles y a compilar perfiles de usuarios (lo que se conoce como data brokers). 

Las pruebas de la denuncia del Consejo de los Consumidores Noruego fueron obtenidas a partir de una inverstigación del instituto noruego Sintef, que reveló que se habían filtrado datos tanto encriptados como abiertos.  Entre los encriptados figuran si los usuarios son portadores del VIH o incluso la fecha de la última prueba, una información que voluntariamente cedían a la red social como parte de su perfil, que incluye un apartado de salud sexual en el que explícitamente se piden esos datos. 

Datos no tratables

Grindr, una compañía californiana fundada en el 2009 y que cuenta con más de 3,6 millones de usuarios activos diariamente en todo el mundo, facilitó a esas compañías de márketing los detalles como "parte de un experimento", han explicado sus reponsables. El organismo noruego, sin embargo, cuestiona esta versión y recuerda que en la Unión Europea los datos de salud está prohibido tratarlos y que además para estudiar los usos de una app no es un dato necesario. La legislación estadounidense, sin embargo, lo permite y además la app explicaba en sus condiciones de uso que cedía datos de sus usuarios para controlar sus acciones y que ellos no tenían control sobre cómo funcionaban esas compañías, recuerda el organismo noruego.

Grindr, como otras redes sociales, piden a los usuarios un montón de información: ubicación GPS, identidad del teléfono móvil, género (incluido si es transexual), edad, "tribu" (subcultura gay), interés del usuario (amistad o relación), correo electrónico o incluso preferencia de prácticas sexuales. Y la app rentabiliza su negocio a través de publicidad, para los perfiles gratuitos, y por suscripciones de pago. 

"El estado de VIH está vinculado a toda la otra información. Ese es el problema principal", explicó Antoine Pultier, investigador de Sintef, a 'BuzzFeed News'. 

La seguridad del usuario

Cooper Quintin, del equipo de tecnología e investigación en seguridad de la organización de ciberderechos Electronic Frontier Foundation, aseguró también a 'BuzzFeed News' que esa "es una práctica especialmente mala que puede poner la seguridad del usuario en riesgo".

Para James Krellenstein, integrante del grupo defensor de personas con sida ACT UP New York, este hecho supone una "violación extremadamente, extremadamente flagrante de los estándares básicos" que esperarían de una compañía que se promociona como defensora de la comunidad gay. Señaló, además, que Grindr es un sitio "relativamente único" para revelar la condición VIH.

Consultadas al respecto, fuentes de Grindr dijeron que Apptimize y Localytics ayudan a mejorar esta aplicación. "No se vende información de usuario de Grindr a terceros", puntualizó el jefe de tecnología de la "app", Scott Chen, en un comunicado, y señaló que "miles de empresas utilizan estas plataformas de gran prestigio". Según el portavoz, "la información limitada que se comparte con estas plataformas se realiza bajo estrictos términos contractuales" para garantizar el "más alto nivel de confidencialidad, seguridad de datos y privacidad del usuario".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.