Ir a contenido

regreso a manos públicas

Valencia culmina la desprivatización del departamento sanitario de Alzira

La Generalitat revierte el modelo impulsado por el PP en medio de una disputa con la concesionaria por las cuentas

Nacho Herrero

Instalaciones del Hospital Universitario de La Ribera, en la localidad valenciana de Alzira.

Instalaciones del Hospital Universitario de La Ribera, en la localidad valenciana de Alzira. / MIGUEL LORENZO

El de Alzira fue el primer hospital público de gestión privada de España y la controvertida punta de lanza del modelo mixto, pero a las 23.59 de este 31 de marzo, tras acabar la concesión a Ribera Salud, se integró en el sistema de gestión directa de la Generalitat Valenciana. Culminó así la primera desprivatización sanitaria en España.

"Estamos contentos, con la sensación de haber cumplido lo prometido y haber logrado uno de los hitos del gobierno", explica a EL PERIÓDICO Carmen Montón, 'consellera' de Sanidad. Desde Ribera Salud, Javier Palau ha vuelto a calificar estos días la reversión como "una decisión poco brillante" y "un paso atrás" y ha negado que sea "el fin del 'modelo Alzira'".

La puesta en marcha de este modelo por parte de los gobiernos del PP estuvo rodeada de polémica pues tres años después de su inauguración en 1999 se decidió 'rescatarlo' y mejorar sustancialmente las condiciones a la empresa explotadora, que pasó a controlar también los centros de salud del departamento. Ahora el punto y final también está siendo conflictivo, entre otras cosas porque la Consejería de Sanidad exige 105 millones a la concesionaria de las liquidaciones de los años 2012 a 2015 y Ribera Salud solo reconoce unos 50. Y faltan aún los dos últimos años y medio por cuadrar.

Esta disputa puede acabar en los tribunales, donde la concesionaria ha puesto y perdido nueve recursos en los últimos meses para tratar de frenar una reversión cuyo fondo aún debe juzgarse. "Ha faltado un poco de colaboración por la empresa. Ojalá hubieran estado pensando en la ciudadanía; entonces habría sido una transición pacífica", apunta Montón. Palau se quejó también de "actitudes poco elegantes" y "desplantes" de la Administración.

Puede que se vean por otros temas en los juzgados puesto que varios trabajadores denunciaron estos últimos días el borrado de algunas carpetas de los sistemas informáticos por parte de la empresa, que lo ha negado y ha explicado que solo ha realizado volcados de la información que se les puede requerir por su gestión. "La Inspección está recabando los datos", desliza Montón.

Inversión

Montón apunta que a partir del día 1 de abril van a pasar "muchas cosas" en el departamento sanitario de Alzira, "pero buenas". "Arranca una inversión anual de 5,7 millones para mejorar el servicio y la atención y esperemos que los usuarios lo noten para mejor", recalca.

Además de absorber a los trabajadores fijos que tenía el hospital con sus condiciones laborales, Montón anuncia que habrá 303 nuevos puestos de trabajo para reforzar "urgencias, atención primaria y hospitalización domiciliaria" e Isabel González, la nueva gerente, que aumentarán en sesenta las camas.

El 'nuevo' hospital tendrá párking gratuito y renovará algunos de sus aparatos, como un acelerador lineal, y adquirirá un PET-TC, entre otras acciones. Mantendrá sus servicios y creará un departamento de cirugía pediátrica. Y tras Alzira le llegará el turno al Hospital de la Marina en Denia (Alicante). "Estamos en conversaciones con la empresa y esperamos finalizado de mutuo acuerdo el contrato antes de la fecha prevista", confirmó Montón. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.