Ir a contenido

estudios cuestionados

La FP reclama una reforma urgente

Solo un 8% de los matriculados logran un empleo estable y relacionado con su especialidad en su primer año en el mercado laboral

CCOO pide más inversión, más profesorado, menos segregación de alumnos y una renovación de contenidos y recursos

María Jesús Ibáñez

Un profesor de FP muestra un mecanismo a un alumno dentro del ciclo de FP que imparte la empresa Seat.

Un profesor de FP muestra un mecanismo a un alumno dentro del ciclo de FP que imparte la empresa Seat. / EL PERIÓDICO

Algo falla estrepitosamente cuando solo un 8% de las personas que han iniciado un ciclo de formación profesional (FP) empiezan su andadura en el mercado laboral ocupando un puesto no precario y relacionado con aquello para lo que se formaron. El resto, un preocupante 92%, o bien no encuentran trabajo durante el primer año siguiente al fin de sus estudios, o bien tienen un empleo que no tiene nada que ver con lo suyo, o tienen solo contratos temporales, o abandonaron el instituto antes de terminar el ciclo en el que se habían matriculado.

La cifra surge de un cálculo hecho por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) a partir de los datos facilitados el pasado febrero por la encuesta de inserción laboral de las enseñanzas profesionales 2017, elaborada por el Consell General de Cambres de Catalunya y la Conselleria d’Ensenyament, y pone de manifiesto lo urgente que es, una vez más, revisar el modelo de FP que se está aplicando actualmente en España.

La Administración se resiste a facilitar datos sobre el abandono escolar en la FP, pero en el 2015-2016 fue de en torno al 35%

"Desde la implantación de la LOMCE, las administraciones educativas se vanaglorian de que la formación profesional va a ser la solución al todavía elevado abandono escolar prematuro que hay en España, pero lo cierto es que la reforma del PP en lugar de prestigiar estos estudios, los está devaluando", denuncia Eduard Requena, responsable de FP en CCOO en Catalunya. Para dignificarlos, lo primero que deberían de hacer las administraciones es aumentar la inversión, defiende Requena. Es una formación "más cara que la ESO o que el bachillerato, ya que requiere de más recursos técnicos, de más materiales y de espacios más grandes, y ha sido por ello una etapa muy castigada durante los años de recortes", lamenta.

"Los temarios que se están impartiendo en los ciclos formativos en algunos casos han tardado más de 25 años en actualizarse, y son de la época de la LOGSE; no hay apenas presencia del inglés, salvo en contadas excepciones, y estamos constatando que la segregación en la FP, la diferencia entre los hijos de familias ricas y los de familias pobres, es más acusada si cabe que en el resto de etapas educativas", prosigue el portavoz de CCOO.

Profesorado precario

A eso se añaden, agrega, "las altas tasas de interinidad que hay entre el profesorado de FP, que en algunas especialidades puede llegar a ser del 80%". Además, añade, las ratios o número de alumnos por clase han experimentado en apenas 10 años incrementos del 52% en los ciclos medios de FP y del 50% en los superiores, "lo que, en el caso de Catalunya, supone que hay unos 28 estudiantes por aula, una cifra difícil de gobernar cuando se trata de organizar unas prácticas o de realizar un seguimiento individualizado de los alumnos", protesta Requena.

"Es muy importante que los estudiantes vean que lo que están aprendiendo va a serles útil", subraya Cristina Cabanach, directora de Innovación de la Formación Profesional en la fundación Jesuïtes Educació, que está empezando a implantar nuevas metodologías docentes también en los estudios profesionalizadores. Una de las fórmulas que utilizan las escuelas de la fundación es la mentoría, "que permite hacer un seguimiento detallado del estudiante, conocer sus habilidades y, por lo tanto, poder orientarles correctamente", señala Cabanach. El objetivo no es otro que el de tratar de hacer que la FP resulte lo más atractiva posible a los estudiantes y, así, reducir el abandono.

En los institutos públicos, "también se trabaja por competencias y por proyectos desde hace muchos años, entre otras razones porque es el modo más óptimo para que todos los alumnos tengan acceso al instrumental y los recursos, que son escasos", indica Requena, que es también profesor de FP en la Escola Industrial de Barcelona. "Aunque también es cierto que quizás haría falta más flexibilidad y una mayor tutorización de los alumnos", admite. "El problema -prosigue- es que la FP pública hace mucha menos publicidad de sus puntos fuertes, que también los tiene, porque quien debería de hacerlo, que es la Administración, no está por la labor".

Que nadie se quede en la cuneta

A la Administración, o la Conselleria d'Ensenyament en el caso de Catalunya, también le exige CCOO apoyo "sobre todo para atender a los jóvenes con más dificultades, que son los que se quedan más habitualmente en la cuneta", reclama el sindicalista. E insiste en que "tal y como están ahora las cosas en la FP, los estudiantes que pueden pagarlo pueden cursar sus ciclos en centros concertados, con lo que en la pública se acaban concentrando los hijos de las familias más vulnerables y con menos recursos". "Eso -añade- no hace más que ahondar en la segregación que provoca el déficit de oferta, según se puede visualizar en la memoria del Consell de Treball Econòmic i Social de Catalunya".

"Otro de los desafíos de esta etapa es la falta de transparencia que hay sobre sus resultados", denuncia Eduard Requena. Desde hace años, la Administración se resiste a facilitar datos sobre, por ejemplo, cuál es la tasa de abandono escolar en los ciclos de FP, "pese a que cualquiera que haya dado clases allí habrá visto claramente cómo el número de alumnos se reduce a medida que avanza el curso". Las únicas estadísticas disponibles son las que se desprenden del anuario de la formación profesional 2016 de la Fundación Barcelona FP, a partir del cálculo entre el número de alumnos que empiezan un primer curso de FP un año y el número de los que se matriculan en segundo curso en el siguiente ejercicio. Según esta estimación, en el 2015-2016 se produjo un abandono del 35% de los estudiantes.

La Generalitat sigue insistiendo, pese a todo, en la prioridad que da a estos estudios, que en los últimos años han registrado aumentos en el número de matriculados superiores al 30%, tanto en los ciclos de grado medio como en los de grado superior. "La formación profesional será estratégica en la próxima legislatura", aseguraba hace unas semanas Joan Mateo, secretario de Políticas Educativas de la Generalitat. Entre otras acciones clave, adelantó Mateo durante la presentación de los resultados anuales de la encuesta de inserción laboral, "porque las escuelas de FP van a ser ejes de inserción y cohesión social". 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.