Ir a contenido

estudio internacional

51 institutos catalanes participan esta primavera en un nuevo informe PISA

Las pruebas, que durarán unas tres horas, también valorarán este año el pensamiento crítico

Los resultados obtenidos por los estudiantes, todos de 15 años, se conocerán a finales del 2019

María Jesús Ibáñez

Estudiantes de cuarto de ESO en las pruebas de competencias básicas del pasado febrero, en el instituto La Llauna de Badalona.

Estudiantes de cuarto de ESO en las pruebas de competencias básicas del pasado febrero, en el instituto La Llauna de Badalona. / RICARD FADRIQUE

Un total de 51 centros de secundaria catalanes, públicos y privados, participarán durante la segunda quincena de abril y el mes de mayo (la fecha definitiva aún se ha de acabar de concretar) en las pruebas de MatemáticasComprensión Lectora y Ciencias que formarán parte de un nuevo informe PISA, el estudio internacional que evalúa las capacidades de los estudiantes de 15 años de todo el mundo y en el que España (y Catalunya) suele obtener resultados bastante discretos respecto a otros países occidentales.

 

Esta nueva edición de PISA, que por segunda vez se hará íntegramente en formato digital, incluirá una sección adicional en la que los estudiantes deberán demostrar también sus competencias no cognitivas, es decir su capacidad para el pensamiento crítico o sus habilidades para discernir entre informaciones ciertas o falsas. Al menos así lo anunció en marzo del 2017 Andreas Schleicher, el director del área de Educación de la OCDE y promotor de las pruebas PISA, que pidió que los profesores "enseñen también a sus alumnos a distinguir entre lo que es cierto y lo que no".

Según han empezado a informar algunos de los institutos implicados a los padres de alumnos nacidos en el 2002, será una empresa especializada la que aplique en Catalunya los exámenes y la que facilitará, asimismo, los ordenadores a los estudiantes. La supervisión y organización de los exámenes corre a cargo del Consell Superior d'Avaluació del Sistema Educatiu, que es también el que ha hecho la selección de los centros educativos, de acuerdo con la consigna de  la OCDE de que la muestra participante sea representativa de la realidad escolar catalana.

80 países participantes

En el 2015, el año en que se realizó el anterior informe PISA (el programa tiene carácter trianual), fueron 2.000 estudiantes de 52 centros los implicados en Catalunya. En total, las pruebas evaluaron a medio millón de jóvenes de 15 años de 72 países distintos. En esta edición del 2018 serán 80 los países participantes.

La primera parte de las pruebas (la convencional de Matemáticas, Comprensión Lectora y Ciencias, más la nueva de este año sobre competencias globales) tiene una duración prevista de dos horas. Al final, los estudiantes deberán completa un cuestionario de contexto, lo que les llevará una hora más. En algunos centros, además, habrá pruebas sobre competencia financiera.

"Es importante remarcar que el estudio PISA pretende evaluar sistemas educativos y que en ningún caso se valora ni a los centros ni a los alumnos", advierten los responsables de los centros afectados en la nota enviada hace un par de semanas a las familias. "La prueba está diseñada -aclaran- de manera que los resultados serán únicamente interpretables en el conjunto de la muestra catalana, de los 51 centros educativos que participamos", precisan para evitar cualquier recelo que pueda haber entre padres y estudiantes.

0 Comentarios
cargando