Ir a contenido

OLA GLACIAL

El frío agita la solidaridad

Movilización de entidades sociales, parroquias y ayuntamientos para acoger a los sintecho

Teresa Pérez

Un sintecho duerme en una calle de Barcelona, durante la operación frío del año pasado.

Un sintecho duerme en una calle de Barcelona, durante la operación frío del año pasado. / RICARD CUGAT

Tercer día de operación frío. La fase de alerta para buscar alojamiento a los sintecho que pernoctan en la calle comenzó el pasado lunes y se prorrogará hasta que las temperaturas no se estabilicen por encima de los cero grados. Esta emergencia es la segunda que se activa este año en Barcelona, la anterior fue el pasado 8 de febrero.

Oenegés, parroquias y ayuntamientos se han movilizado para refugiar a la gente que duerme al raso. La iglesia de Santa Anna de Barcelona cobija cada noche, de 21.00 horas a 7 de la mañana, a unas 15 personas para protegerlas de las bajas temperaturas. La iniciativa, que se puso en marcha el año pasado, se prolongará hasta el viernes. Personas mayores, enfermos, mujeres y usuarios con perro son los principales candidatos a ocupar una plaza.

Sin sitio para todos

Durante los meses más fríos abre el Centre d’Acolliment Nocturn de Emergèncias, en el pasaje de Dos de Maig de Barcelona, con capacidad para 72 personas y cuando, como el pasado lunes, se decretó la denominada fase de alerta se habilitaron otras 100 plazas más en el Centre d’Estades Breus, en la calle de la Llacuna, en el Poblenou. Sin embargo, la cifra de alojamientos para emergencias resulta insuficiente si se tiene en cuenta que en Barcelona hay un millar de personas que duermen diariamente en la calle.

Además hay otro problema añadido. Tanto un portavoz de la parroquia de Santa Anna como la fundació Arrels reconocen que hay personas que no quieren acudir a estos espacios habilitados contra el frío por varias razones "porque están lejos, porque ni pueden cargar todas sus cosas, porque no tienen intimidad y porque no pueden entrar con sus mascotas", aseguran.

La Comunitat de Sant Egidio ha hecho un llamamiento para solicitar mantas, gorros de lana y sacos de dormir para protegerse de las bajas temperaturas. La organización ha solicitado a las instituciones que abran nuevos centros residenciales nocturnos y ha reclamado al Ayuntamiento de Barcelona que las plazas de alojamiento que se ponen en marcha con la operación frío estén disponibles durante todo el invierno.

Cruz Roja también ha participado en la operación contra las bajas temperaturas provocadas por el frío polar y ha rastreado las calles de las principales ciudades catalanas para localizar a personas sintecho y ofrecerles el traslado a albergues o ofrecerles alimentos y ropa de abrigo.  La organización ha habilitado la noche del martes en la ciudad de Barcelona un espacio de alojamiento temporal en el que ha atendido a 48 personas.

0 Comentarios
cargando