Ir a contenido

Ha ido aumentando desde 2008

Las denuncias a menores por violencia machista se triplican en los últimos nueve años

Un total de 356 menores de 18 años fueron acusados entre enero y octubre de 2017

Por debajo de esa edad son inimputables

El Periódico / EP

Protesta contra la violencia machista en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, el pasado noviembre.

Protesta contra la violencia machista en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, el pasado noviembre. / FERRAN NADEU

Un total de 356 menores, de entre 14 y 17 años, fueron denunciados por violencia machista en los diez primeros meses de 2017, según ha informado el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria de la portavoz de Igualdad del PSOE, Ángeles Álvarez. Esta cifra es la más alta de los últimos nueve años, y supone casi el triple de casos que los contabilizados en 2008.

A falta de contabilizar los datos que los cuerpos y fuerzas de seguridad deben aportar acerca de noviembre y diciembre del 2017, el número de menores denunciados ya supera en más de medio centenar los registrados en todo 2016, cuando se contabilizaron 302 denuncias.

La cifra sobre esta materia ha ido aumentando desde 2008, cuando se registraron 124 denuncias a menores por este motivo, hasta alcanzar los 285 en 2011 y los 310 en 2014. Un año después, en 2015, se produjo una pequeña bajada, hasta las 296 denuncias, pero en 2016 y 2017 el crecimiento regresó para alcanzar los 356.

Por abusos sexuales

Cabe destacar que la horquilla de menores contabilizados se encuentran entre los 14 y los 17 años porque, según la ley reguladora de la responsabilidad penal de los menores, aquellos menores de 14 años son inimputables.

A los 356 menores denunciados en 2017 por violencia machista, hay que sumar los 118 que también fueron denunciados en los diez primeros meses del año pasado por abuso sexual, según otra respuesta del Ejecutivo a la misma diputada. En este caso, la cifra es algo más baja que en año anteriores, a falta, de nuevo, de sumar los dos últimos meses de 2017.

A la espera de que el Gobierno aplique a la normativa el Pacto de Estado y que el abuso sexual sea considerado una violencia machista, el Ejecutivo presenta por separado las denuncias sobre este delito. Por años, la situación más crítica se vivió en 2008-2009. En ambos años el número de denuncias supero las 200, concretamente, 262 en 2008 y 219 en 2009. El resto de años las cifras se movieron entre las 175 de 2012 y las 155 de 2015.

Álvarez ha explicado que desde el PSOE piden "un plan de choque" al Ejecutivo y que se pongan en marcha "las medidas preventivas que recoge el Pacto de Estado" contra la violencia de género, que se aprobó en el Congreso en septiembre.

Educación y contenidos audiovisuales

Estas medidas preventivas, según ha indicado la diputada socialistas, se mueven en "dos grandes líneas". Una de ellas se basa en el ámbito educativo. Álvarez ha precisado que muchas de las medidas que, en este sentido, se incluyen en el acuerdo, "no están vinculadas al pacto educativo", por lo que "se podrían poner en marcha ya mismo".

La otra gran línea tiene que ver con el traspaso de las competencias sobre esta materia a ayuntamientos y comunidades autónomas, algo que "aún no se ha producido". Esto permitiría mejorar, por ejemplo, las campañas publicitarias que se hacen desde estas corporaciones y que, para Álvarez, han sido, en los últimos tiempos, "timoratas y poco efectivas" porque "estaban enfocadas en paliar el problema" y no para "intervenir preventivamente".

En este sentido, la socialista ha recordado que, todas aquellas medidas que el Ministerio de Cultura de la época de Zapatero puso en marcha para ayudar a luchar contra esta lacra junto con la empresa audiovisual "se tendrían que haber desarrollado" y el PP "no ha hecho nada". "Hay falta de diligencia", ha denunciado al portavoz del PSOE de Igualdad, para destacar, la importancia de la industria audiovisual en esta materia.

Entre las medidas que en su día propuso la ministra Ángeles González Sinde, se encuentra la creación de un 'sello' que clasifique los contenidos audiovisuales que promocionan la igualdad. "Es muy útil para los padres o los educadores tener un instrumento para reconocer los contenidos de alto contenido sexista, por ejemplo, y así saber qué tipo de contenido es accesible a los menores", ha concluido Álvarez.

0 Comentarios
cargando