Ir a contenido

REDES SOCIALES

Twitter se pone duro contra los robots

La plataforma prohíbe cualquier intento de usar robots y desata las iras de los conservadores en EEUU

Numerosas cuentas independentistas en Catalunya se quejaron de la rebaja de seguidores

Carmen Jané

El jefe de Twitter, Jack Dorsey, con Barack Obama, cuando abrió su cuenta en la plataforma, en el 2011.

El jefe de Twitter, Jack Dorsey, con Barack Obama, cuando abrió su cuenta en la plataforma, en el 2011. / AP / PABLO MARTINEZ MONSIVAIS

Tras el escándalo de cómo la propaganda rusa había manipulado las redes sociales en Estados Unidos, Twitter ha anunciado que vetará el uso de robots para automatizar el envío de mensajes. Los robots o bots son cuentas que simulan ser de personas reales pero que han sido creadas por empresas o grupos para difundir mensajes, la mayoría de las veces políticos o publicitarios, o para inflar el número de seguidores de alguien. Para las redes sociales y para las marcas son un fraude porque generan una sensación artificial de alcance de un mensaje o de importancia de algo o alguien (caso de los falsos influencers, por ejemplo)

La plataforma que dirige Jack Dorsey ha publicado un artículo en su blog corporativo en el que recuerda que “se prohibe cualquier intento de usar automatización para el propósito de publicar o difundir spam y que ese comportamiento puede acabar en medidas disciplinarias”. Disciplina, obviamente, sobre las condiciones de uso que acepta el usuario cuando entra en la red de microblogging.

La empresa recuerda que el pasado enero ya anunciaron que habría cambios para limitar la capacidad de usar varias cuentas desde un único usuario, algo que realizan varios servicios como Tweetdeck, que compró Twitter hace unos años, o el muy popular gestor de redes sociales Hootsuite. “Estos cambios son un paso importante para asegurar que nos prevenimos de la actividad maliciosa que ataca conversaciones cruciales en Twitter, incluyendo las elecciones en los Estados Unidos y en el resto del mundo”.

Golpe a los usuarios múltiples

Twitter desvela que comenzaron entonces a implantar esos cambios, que comunicaron a sus desarrolladores. La platorma pasa a prohibir que se publique el mismo mensaje (o “sustancialmente parecido”) desde varias cuentas, se le dé al botón de 'Me gusta' o se retuitee, incluso que se programen estas acciones, si lo realiza un mismo usuario.

El tema del usuario es clave. La plataforma considera idénticas las cuentas que utilicen varios nombres y la misma etiqueta y las frena para evitar que se creen 'trending topics' artificialmente. Twitter genera 'trending topics' cuando muchos usuarios emiten mensajes con la misma etiqueta o la misma palabra clave desde un mismo lugar. Por ejemplo, un concierto, un partido de fútbol o las elecciones en un lugar, país o zona.

La plataforma asegura que seguirá permitiendo que haya cuentas que autoricen servicios, como las alertas del tiempo o mensajes automáticos cuando se publica algo (RSS), pero que solo se podrá hacer desde una única cuenta, y no desde varias a la vez. La única excepción que aplicarán, afirman, será en el caso de servicios públicos y por situaciones de emergencia.

Tweetdeck y los demás

El anuncio afecta, de momento, solo a Tweetdeck, el programa más popular para manejar varias cuentas en Twitter y que es propiedad de Twitter desde el 2011, cuando lo compraron a sus desarrolladores. Pero otras plataformas están afectadas como Hootsuite, Buffer o Social Pilot.

La medida, anunciada esta madrugada (hora española), ha provocado ya las iras de grupos conservadores de Estados Unidos que afirman que han perdido “cientos de seguidores” y que Twitter les ha bloqueado cuentas “de personas reales”. La queja, recogida por varios blogs estadounidenses, entre ellos Gizmodo, es similar a las de otros activistas en otros lugares del mundo.

En Catalunya, varias cuentas independentistas se han quejado de haber perdido seguidores en el último mes. Algunos lo han llegado a vincular a un intento de censura y lo atribuían a la nueva directora general de Twitter en España, Nathalie Picquot, que está casada con un primo segundo del Rey. Desde Twitter España negaron lo que atribuyen a “una teoría de la conspiración” y defendieron el currículum profesional de su nueva primera ejecutiva, que ha pasado la mayor parte de su carrera como directiva de Google y otras empresas de publicidad en internet.  

Twitter también recuerda que ha sido la única compañía que se ha negado a vetar los seudónimos para proteger “la libertad de expresión de sus usuarios”, lo que ha supuesto incluso problemas con el Gobierno estadounidense, y atribuye el posible borrado de cuentas a sus políticas 'antispam', cuyo último refuerzo comenzó estas Navidades.