Ir a contenido

PENDIENTES DEL FORMULARIO

Ensenyament aplaza la preinscripción a finales de la primera semana de abril

El formulario para las familias no está disponible, a la espera de que el ministerio resuelva sobre la casilla lingüística

María Jesús Ibáñez

Primer día de clase en la escuela Wagner de Santa Coloma de Gramenet, el pasado septiembre.

Primer día de clase en la escuela Wagner de Santa Coloma de Gramenet, el pasado septiembre. / RICARD CUGAT

La Conselleria d'Ensenyament ha anunciado este lunes que el proceso de preinscripción escolar para el próximo 2018-2019 se abrirá a finales de la primera semana de abril, una vez finalizadas las vacaciones de Semana Santa y con un retraso de casi un mes respecto al calendario del año pasado. El departamento no publica, sin embargo, el formulario que deberán cumplimentar las familias, ya que se está a la espera de que el Ministerio de Educación defina de una vez su diseño. En concreto, hay que ver cómo se responde a la voluntad de que el castellano sea también lengua vehicular en las escuelas catalanas, como ha anunciado el ministro Íñigo Méndez de Vigo.

Ensenyament asegura que, pese a la tormenta política que ha generado la posible casilla lingüística, los técnicos del departamento han seguido trabajando estos días con normalidad, con las reuniones programadas con distintos representantes escolares para comunicarles cómo se va a desarrollar este proceso. Afirma también desconocer cuáles son las intenciones del Gobierno central, aunque confía en poder publicar durante la primera quincena de marzo la resolución que dé luz verde a la preinscripción en Catalunya.

Puertas abiertas en las escuelas

El anuncio de las fechas lo ha hecho la 'conselleria' para dar respuesta a las inquietudes de las familias y habida cuenta de que muchos centros educativos han iniciado ya sus respectivas jornadas de puertas abiertas.

Entre las novedades de este año, destaca la reducción del tiempo de espera entre el momento en que se completa la preinscripción y el de la matrícula, de manera que las familias no tendrán tantas semanas de incertidumbre. También se pone en marcha la preinscripción electrónica en los ciclos formativos de grado superior de formación profesional, con la que se elimina la preinscripción en papel, como primer paso que se extendría más adelante a otras etapas educativas.