Ir a contenido

El bus nocturno de Tarragona hará más paradas para proteger a las mujeres

El 'stop' intermedio pretende acercar más a las usuarias a sus destinos

ACN

Parada de autobús en Tarragona.

Parada de autobús en Tarragona. / JOAN PUIG

A partir de este viernes, la Empresa Municipal de Transports (EMT) de Tarragona pondrá en marcha un nuevo servicio de parada intermedia en el bus nocturno. Se trata de una nueva medida destinada a las mujeres y que les permitirá bajar entre dos paradas en las líneas 71, 72 i 73 del TGNIT. Tarragona se suma así a ciudades como Terrassa París, que han anunciado medidas similares.

De esta manera se facilita a las usuarias que puedan bajar en puntos más próximos a su destino dentro de la ruta establecida, según  ha informado el Ayuntamiento de Tarragona. 

La presidenta de la EMT, Begoña Floria, ha explicado que "siguiendo con la labor de la empresas de ofrecer un servicio de calidad y cada vez más adaptado a las necesidades de nuestros usuarios, hemos apostado por empezar este servicio en el TGNIT para dotar de más seguridad a las mujeres que viajan de noche en autobús".

El servicio nocturno de autobús consta de la línea N-71, que une la plaza de la Imperial Tàrraco con los barrios de Sant Pere y Sant Pau y Sant Salvador; la N-72, que enlaza el centro de la ciudad con todos los barrios de Ponent y la N-73, que va desde la plaza de la Imperial Tàrraco hasta Bosco, tras recorrer la Arrabassada y los núcleos de Llevant.

Durante todo el año funciona las noches de viernes y sábado y los festivos señalados. En verano también se presta el servicio los jueves por la noche.

"Una grata sorpresa" 

La portavoz del grupo municipal de la CUP de Tarragona, Laia Estrada, ha asegurado que la puesta en marcha de las paradas intermedias para mujeres "es una grata sorpresa" porque desconocían que se estuviera estudiando “nada por el estilo” en la ciudad. "Lo importante es que repercutirá en la seguridad de las mujeres tarraconenses", ha dicho. 

El grupo ha presentado este mismo lunes una moción para extender esta medida a todas las líneas de autobús que operan entre las diez de la noche y las seis de la madrugada.

La CUP ha presentado, además, otras dos mociones feministas en las que han pedido al consistorio talleres gratuitos de defensa personal para mujeres en los centros cívicos, como ya hace el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, y que el Ayuntamiento de Tarragona se adhiera a la huelga feminista del 8 de marzo.

La portavoz del grupo, Laia Estrada, ha señalado que confían en que, tras la puesta en marcha de las paradas intermedias en los autobuses nocturnos, "las otras dos mociones feministas también se hagan realidad".

Una medida cada vez más común

No son pocas las ciudades que en las últimas semanas han anunciado medidas similares a la que se pondrá en marcha en los autobuses tarraconenses a partir del próximo viernes. En Catalunya, el Ayuntamiento de Terrassa fue el primero en tomar una medida de este tipo a principios de este año. En el resto de España, ciudades como Bilbao y Vigo se han sumado a estas “paradas intermedias” en sus servicios nocturnos de transporte para evitar las agresiones sexuales y San Sebastián, Vitoria, Valencia y Barcelona han anunciado que estudian hacerlo pronto.

Francia también ha dado ejemplo y los autobuses de París permiten desde enero que sus usuarias puedan bajarse entre paradas. No obstante, la ciudad de Nantes fue la primera en implementar esta medida en mayo de 2016 tras varios meses de prueba. Burdeos empezó el pasado mes de noviembre a experimentar en varias líneas nocturnas de la ciudad.