Ir a contenido

INVESTIGACIÓN POLICIAL

Asesinato por el territorio: Nomads contra Renegados

El homicidio del que acusan a dos Ángeles del Infierno se perpetró para mantener el estatus y el control en su zona de influencia

Los agresores se quedaron con la chaqueta de la víctima a modo de trofeo

Albert Segura

Un agente de los Mossos custodia la entrada a la sede de Los Ángeles del Infierno en Sabadell.

Un agente de los Mossos custodia la entrada a la sede de Los Ángeles del Infierno en Sabadell. / NORMA VIDAL (ACN)

Los Mossos d’Esquadra acusan a tres de los detenidos en el operativo llevado a cabo el miércoles contra la sección Nomads de Sabadell de los Ángeles del Infierno de haber asesinado a un motero de un grupo rival, los Renegados. Los hechos se habrían producido en septiembre entre las localidades de Sabadell y Castellar del Vallès, y habrían acabado con una brutal paliza que provocó la muerte del hombre. La investigación vincula la agresión y a los sospechosos con las acciones violentas que la banda motera lleva a cabo en determinadas ocasiones para mantener su estatus preeminente ante el resto de clubes de motoristas presentes en el territorio y mantener el control sobre sus actividades.

Los hechos se remontan al 24 de septiembre de 2017, cuando dos moteros del grupo Renegados se dirigían a la localidad de Castellar del Vallès para participar en el festival Speed Fest, vinculado al mundo del motor. Cuando circulaban por la Gran Via de Sabadell, otro motero de la sección Nomads de Sabadell de los Ángeles del Infierno los interceptó e increpó en reiteradas ocasiones, siguiéndolos en su recorrido.

Un vez llegados al municipio de Castellar, el agresor obligó a los dos Renegados a detenerse en el polígono de Pla d’en Bruguera, donde todos ellos se bajaron de las motos y se enzarzaron en una pelea. El agresor sacó una navaja y los atacó, momento en el que uno de los asaltados logró subirse de nuevo a la moto y huir del lugar.

Bate de béisbol

En medio de la pelea, otros dos motoristas de los Ángeles del Infierno llegaron al lugar y se sumaron a la brutal agresión contra la víctima, al que golpearon con palos y presuntamente bates de béisbol, los mismos que los Mossos d’Esquadra requisaron en el registro que llevaron a cabo el miércoles en la sede de Sabadell. Un vez cayó inconsciente, le quitaron el chaleco donde se lee el nombre del colectivo a modo de trofeo. El motorista que logró escapar del lugar advirtió a los servicios de emergencias de los hechos, por lo que una ambulancia del SEM se personó en el lugar y trasladó a la víctima, aún viva, al Hospital Parc Taulí de Sabadell con politraumatismos por todo el cuerpo, también en la cabeza. Posteriormente, fue trasladado al Hospital de Granollers, donde finalmente murió, el 9 de diciembre, fruto de las heridas recibidas.

Otras pesquisas

Pero la investigación no quedó únicamente en la agresión mortal, también permitió abrir una segunda vía centrada en la actividad ilegal que el colectivo llevaba a cabo vinculada con el cultivo y la comercialización de marihuana, y que se extendía a personal ajeno a la organización. La actividad se centraba sobre todo en la comarca del Baix Llobregat, donde actuaban como intermediarios.

Finalmente, el operativo culminó el pasado miércoles con registros en 12 locales y la detención de 19 personas. Se intervinieron unas 600 plantas de marihuana prensada, cocaína preparada para su distribución, un arma de fuego larga y munición de diversos calibres, así como material y simbología del club. En Sabadell también se intervinieron prendas y los cascos que llevaban los investigados en el momento del asesinato, así como un bate de béisbol que podría haber sido usado en el mismo.

Entre las detenidos hay cuatro miembros de los Ángeles del Infierno a los que se les imputan los delitos de asesinato, tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Cinco de los arrestados pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Sabadell.

0 Comentarios
cargando