Ir a contenido

Estudio ve injusto que 'baby-boomers' sean penalizados el doble al jubilarse

EFE

La generación del 'baby-boom' en España, los nacidos entre 1960 y 1975, tensionarán el sistema de pensiones cuando lleguen a la jubilación por su tamaño, pero sería injusto que les penalizaran doblemente, retrasando su edad de jubilación y rebajándoles su pensión, según un estudio.

Elaborado por el Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universidad Autónoma de Barcelona, el director del CED, Albert Esteve, ha explicado a Efe que el sistema de pensiones en España es sostenible si se aplican parámetros de esperanza de vida, es decir, si se alarga la edad de jubilación.

Pero "sería injusto que una generación numerosa, que ha sostenido el sistema durante años y ha hecho incluso que tenga superávit, pague ahora el doble que el resto de generaciones", ha remarcado.

"Se tienen que separar las dos causas que generan las tensiones en el sistema de pensiones, el aumento de la esperanza de vida y la llegada de generaciones muy llenas, que son las que más han trabajado, porque si lo mezclamos todo el ajuste tendrá que ser muy fuerte", ha indicado Esteve.

El demógrafo ya ha advertido que a los 'baby-boomers' se les ha retrasado la edad de jubilación a los 67 años y que, además, se ha establecido un tope de revalorización de las pensiones "si no hay suficiente dinero".

"No es justo que a los 'baby-boomers' les apliquen todas las reformas cuando el sistema se ha beneficiado durante años de esta generación, que ha sostenido las pensiones a otras generaciones. El sistema ha de tener memoria", ha señalado Esteve, que ha recordado que desde los años 70 el sistema de pensiones generaba superávit y que este año volverá a hacerlo.

Esteve ha señalado que la generación nacida en 1975 es la más numerosa, con más de medio millón de personas que accederán el mismo año a la jubilación, pero que los 6 millones de inmigrantes, jóvenes en su mayoría, que no estaban en el año 2000 en España compensarán esta jubilación masiva.

"Demográficamente, en España estamos mejor que en el año 2000, y la solución pasa por mejorar la economía, con buenos empleos, y la productividad", ha señalado Esteve.

Según el estudio del Centro de Estudios Demográficos de la UAB, si los futuros jubilados asumieran el hecho de haber nacido en generaciones numerosas, la edad de jubilación debería desplazarse hasta los 72 años en el año 2050 para mantener el equilibrio del sistema, pero si sólo se tuvieran en cuenta los gastos propios de su ciclo de vida, su mayor longevidad, debería ser a los 66,5 años.

El estudio, que es el primero que cuantifica el efecto de los baby-boomers en la sostenibilidad demográfica del sistema de pensiones, concluye que no tener en cuenta la aportación que esta generación ha hecho como cotizantes "constituiría claramente una desigualdad intergeneracional".

El estudio, que publica hoy la revista 'Perspectivas Demográficas', ha sido elaborado por Albert Esteve, Daniel Devolder y Amand Blanes, que han examinado la incidencia de la demografía sobre la sostenibilidad del sistema y el efecto que diferentes escenarios de mortalidad, fecundidad y migración exterior podrían tener en el futuro.

Según el estudio, gracias a las condiciones demográficas en España, en 1970 la edad de jubilación se hubiera podido fijar en 56,8 años, en 62,3 años en 1999, o en 60,7 en 2009.

Los resultados muestran, sin embargo, que las condiciones demográficas del pasado muy favorables para el sistema, no se repetirán en el futuro.

"Ni una poco probable recuperación exprés de la fecundidad ni un saldo migratorio positivo de hasta 250.000 personas cada año podrían revertir los efectos que la jubilación de los baby-boomers, y el crecimiento de la esperanza de vida tendrán sobre el sistema", señala el estudio.

La recuperación de la fecundidad tendría efectos a largo plazo sobre la sostenibilidad del sistema, pero serían imperceptibles antes de 2050, mientras que la inmigración tendría efectos positivos a corto plazo, pero a medio y largo plazo no sería suficiente para revertir la situación.