LA LACRA DEL ACOSO SEXUAL

Terrassa permitirá que las mujeres bajen del bus nocturno entre paradas

El pleno aprueba una moción de la CUP para minimizar el riesgo de ataque en los recorridos

Usuarias del bus nocturno de Terrassa, anoche.

Usuarias del bus nocturno de Terrassa, anoche. / CRISTÓBAL CASTRO

2
Se lee en minutos
Albert Segura

Las mujeres de Terrassa podrán ir más tranquilas por la noche en autobús. El pleno del Ayuntamiento de Terrassa ha tirado adelante una propuesta del grupo municipal de la CUP, que establece que el autobús nocturno de la ciudad no tendrá que detenerse únicamente en las paradas establecidas. Así, cuando una mujer lo pida, podrá detenerse en otros puntos del recorrido, reduciendo el tramo que deberá recorrer andando sola y de noche, y, consecuentemente, el riesgo de que sean atacadas por algún extraño.

Se trata de una iniciativa que presentó ante el pleno el grupo municipal de la CUP, y que obtuvo la simpatía y el apoyo de la práctica totalidad de los concejales del consistorio vallesano, concretamente PSC, ERC, Terrassa en Comú, PDECat y Ciutadans (el único concejal del PP se abstuvo). La medida pretende incrementar la seguridad para las mujeres que viajan solas y que se ven obligadas a recorrer las calles de noche, sobretodo en tramos solitarios y a veces demasiado oscuros. 

De este modo, las pasajeras que así lo pidan, podrán solicitar al conductor que detenga el vehículo entre dos de las paradas habituales, recortando la distancia a caminar en plena calle. La aplicación tiene un coste cero de aplicación: “Evitamos los puntos del espacio público que son percibidos como inseguros para las mujeres, especialmente si son favorecedores de posibles agresiones sexuales”, apunta Marc Medina, concejal de la CUP.

Polígonos inseguros

El consistorio pone bajo el foco el entorno que muchas veces se tiene que frecuentar en una gran ciudad como lo es Terrassa, donde puede haber calles mal iluminadas o poco concurridas, como lo pueden ser algunos polígonos, donde se encuentra parte del tejido empresarial de la cocapital vallesana. “El acoso por la noche se produce a diario, desde seguimientos a mujeres que andan solas por la calle hasta comentarios y alguna agresión física”, añade Medina.

Además, la medida se entiende como no discriminatoria, dado que no reduce ningún derecho a cualquier otro ciudadano, a la vez que persigue corregir lo que se considera una vulneración de algo tan esencial como garantizar la integridad de las vecinas que se puedan ver violentadas.

Ejemplo de Bilbao

Noticias relacionadas

Terrassa sigue, así, los pasos de Bilbao, después que este mismo mes de enero el pleno municipal ha aprobado una medida similar. En la localidad vasca, EH Bildu presentó la propuesta, aceptada por el equipo de gobierno de PNV-PSE, y que obliga a la compañía Bilbobus a detener los autobuses de noche cuando una mujer lo solicite, aunque no sea en una parada. Tal medida quedará registrada en la renovación del reglamento de la compañía.

En el caso de la cocapital vallesana, el gobierno local, a través de la concejalía de Movilidad, llevará a cabo un estudio de viabilidad de la medida para establecer de qué modo se implementa en la red de bus local y cuáles son las zonas más sensibles en relación a la seguridad de las egarenses. Finalmente, se trasladará a los trabajadores de la empresa y a la ATM para realizar su aprobación final.