Ir a contenido

TRIBUNALES

El fiscal pide 20 años a un traficante que violó a un cliente que se quejó de la calidad de la cocaína y lo delató

El acusado, según la acusación, citó a la víctima para compensarlo con "mejor material" y lo penetró analmente

El Periódico

Una dosis de cocaína.

Una dosis de cocaína. / ANDY RAIN

Sabido es que no tienen límite la sordidez, la violencia y el disparate cuando hay droga de por medio, pero este caso acontecido en la muy... fronteriza localidad de la Jonquera dejaría patidifusos a los mismísimos personajes de 'Trainspotting'.

El fiscal pide 20 años de cárcel para un narcotraficante de la Jonquera (Girona) que en agosto del 2015 agredió y violó a un cliente porque lo delató a la policía. El juicio contra Rachid K. y su hermano Mohamed debía celebrarse este jueves en la sección tercera de la Audiencia de Girona, pero uno de los dos acusados no se ha presentado y tampoco lo han hecho dos testigos, por lo que la vista oral se ha suspendido.

El fiscal solicita para Rachid K., de origen marroquí, una pena de 20 años de cárcel, 14 años por un delito contra la libertad sexual por agresión sexual y 6 años por otro contra la salud pública por tráfico de drogas. Para su hermano Mohamed, que solo está acusado de tráfico de drogas, pide 6 años de cárcel y 2.000 euros de multa.

En su escrito de acusación, el fiscal relata que sobre las 07.00 horas del 20 de agosto del 2015 la víctima fue a comprar dos gramos de cocaína a casa del acusado y de su hermano, por los que pagó 120 euros. Antes de salir del edificio probó la cocaína, vio que era de baja calidad y volvió al piso de los dos hermanos para que se la cambiaran por otra mejor, pero estos lo echaron del piso y le propinaron un puñetazo en la cara.

Enfadado, el cliente llamó a la Policía Local, que se presentó en la vivienda, aunque no puedo identificar a nadie.

"Mejor material"

Sobre las 09.00 horas de la misma mañana, el principal acusado llamó a la víctima por teléfono y le dijo que volviera, que le darían "mejor material".

Pero al llegar de nuevo al piso se encontró con dos personas no identificadas que le cogieron fuertemente y le golpearon por todo el cuerpo, mientras Rachid le exhibió un cuchillo de grandes dimensiones para amedrentarlo y lo empujaron hacia el sofá de la vivienda. Entonces Rachid, con la ayuda de otras dos personas que sujetaron a la víctima, le violó y le dijo que era por chivarse a la policía.

Tras la agresión, la víctima acudió al Hospital de Figueres donde fue tratado de una fisura anal, entre otras lesiones. Días después, el 25 de agosto, la policía registró el piso y encontró unos 80 gramos de hachís y 1,39 gramos de cocaína, así como unos 1.500 euros en billetes fraccionados.

Además de la pena de prisión, el fiscal también pide para Rachid una multa de 2.000 euros por tráfico de drogas y otra de 720 euros por el delito de lesiones, que indemnice a la víctima con 5.000 euros, que no se pueda acercar a la víctima a menos de 500 metros durante 10 años y que cuando salga de la cárcel esté 10 años en libertad vigilada.

El juicio ha vuelto a señalarse para mediados del mes de mayo.