Ir a contenido

Protesta

Clamor contra las listas de espera en los hospitales

Cientos de personas de toda Catalunya se suman a la jornada estatal de defensa de la sanidad pública

"El 25% del presupuesto de nuestra sanidad va a la privada. Catalunya el territorio más privatizado", denuncia una médica

Beatriz Pérez

Concentración delante del Hospital de Vall dHebron, en Barcelona, este jueves por la mañana.

Concentración delante del Hospital de Vall dHebron, en Barcelona, este jueves por la mañana. / DANNY CAMINAL

Detrás de las "escandalosas" listas de espera quirúrgicas en Catalunya se esconden "unas políticas que buscan deteriorar lo público y beneficiar lo privado". Lo dice Xavi, auxiliar de enfermería del Hospital del Mar y miembro del comité de empresa que este jueves por la mañana, como tantos otros profesionales y usuarios, se ha concentrado a las puertas del centro en la Jornada estatal de lucha contra las listas de espera. Se trata de una iniciativa impulsada desde Madrid y a la que se han sumado hospitales de toda Catalunya.

Según la Conselleria de Salut, a finales del 2017 163.809 catalanes esperaban una operación quirúrgica. Son los últimos datos oficiales de los que se dispone. "El problema es que para solucionar estas listas de espera -denuncia Xavi- se está derivando pacientes a la privada". En su opinión, la situación de la sanidad catalana es "aún peor" que la de Madrid porque "hace ya muchos años que en Catalunya existe este modelo mixto entre lo público y lo privado".

Además, en última instancia, no solo el paciente sufre las desesperantes listas de espera, sino también el profesional sanitario. "Padecemos unas sobrecargas de trabajo brutales", asegura este trabajador del Hospital del Mar. Junto a este centro, Vall d’Hebron ha sido el otro gran hospital barcelonés que se ha sumado a esta jornada de protesta convocada por CGT, CATAC, CCOO y UGT, así como por entidades que forman parte de la Marea Blanca.

Afectados por la tardanza

Pepa, de 73 años, es una de las decenas de personas concentradas a las puertas del Hospital del Mar. Su hermana, tres años mayor que ella, lleva siete meses esperando a que la operen de la rodilla. "El 19 de diciembre, un día antes de que la fueran a operar, le cancelaron la intervención. Y hasta ahora. Le cuesta mucho caminar y está tan desanimada que incluso está pensando en no operarse", se queja Pepa.

También José García, otro de los manifestantes, explica las penurias por las que tuvo que pasar su tía, de 67 años, para ser operada de la cadera hace unos 60 días. "Tardó nueve meses en operarse. Y al final lo consiguió porque denunciamos su caso ayudados por la Marea Blanca", cuenta el joven. "Los médicos le decían que la espera media era de entre uno y dos años".

Un técnico de radiodiagnóstico del Hospital del Mar, que prefiere no revelar su nombre, certifica estas tardanzas que no solo afectan a las intervenciones quirúrgicas: "Para hacer resonancias magnéticas y TAC’s hay una lista de espera de cuatro meses".

Eliminados de la lista

María López, médica recién jubilada, conoce bien la problemática de las listas de espera. "A algunas personas se las ha sacado directamente de las listas por negarse a ser operadas en la privada a la semana siguiente", certifica. Esto, relata López, ha sucedido en los casos de pacientes que han preferido operarse en la pública pese a que para ello tuvieran que esperar meses y meses. 

Para esta médica es urgente reducir las listas de espera en los hospitales públicos. "Resulta perverso enviar a nuestros pacientes a la privada, porque si los centros públicos funcionaran al 100% [muchos tienen habitaciones y plantas cerradas] tendrían la capacidad de absorber toda la demanda". López niega además que la situación que vive la sanidad pública catalana sea culpa de Madrid. "El 25% del presupuesto de la sanidad en Catalunya va a hospitales privados. Es verdad que Montoro ha recortado el presupuesto, pero lo que se hace con ese presupuesto es cosa de cada comunidad autónoma. Las competencias de sanidad están traspasadas".

Catalunya, denuncia la médica, es "el territorio más privatizado de toda España". Las políticas aplicadas en su momento por Artur Mas fueron "las mismas" que las que aplicó Esperanza Aguirre en Madrid. "Mas decidió colocar como gestor de la Sanidad a un empresario, Boi Ruiz. Y también el tripartito apoyó en su momento el modelo mixto. Catalunya siempre ha tenido mucha experiencia de mutuas", zanja.