Ir a contenido

Operación Copérnico: el giro que Gobierno buscó para imponer ley en Cataluña

EFE

Los máximos responsables de la Operación Copérnico que llevó a Cataluña a miles de agentes bautizaron con este nombre el despliegue policial porque el objetivo del Estado era dar a la situación un "giro copernicano" y devolver la legalidad a esa comunidad ante la celebración del referéndum ilegal del 1-O.

Así ha justificado en el Senado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el nombre del dispositivo y en respuesta al parlamentario de Podemos Joan Comorera, quien ha querido saber si esa denominación respondía al origen polaco del astrónomo Nicolás Copérnico y relacionarlo con la forma despectiva con algunos usan para nombran a los catalanes: "polacos".

El ministro ha dejado claro que su departamento no decidió ese nombre, como no lo hace con cualquier otra operación policial, pero sí preguntó por qué se había elegido Copérnico.

La respuesta que recibió es que el objetivo de la misión era dar un giro copernicano -la expresión popular para definir un cambio radical en cualquier aspecto- a la situación en Cataluña a fin de que la comunidad volviera a la senda de la legalidad.

Tras varios meses de presencia extraordinaria de policías nacionales y guardias civiles, con una media de 4.500 agentes, Interior puso fin a la Operación Copérnico el pasado 30 de diciembre.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.