Ir a contenido

NEGRA CRONOLOGÍA

Lo que no resolvió 2017: desde el crimen de la viuda de la CAM al de Susqueda

El año se despide resolviendo el caso de la desaparación de Diana Quer, pero con numerosos crímenes sin respuesta

Laura Camacho / EFE

Policía en el pantano Susqueda.

Policía en el pantano Susqueda. / ROBIN TOWNSEND

El asesinato de la pareja de jóvenes en el pantano de Susqueda (Girona) o el de María del Carmen Martínez, viuda del que fuera presidente de la CAM, son algunos de los crímenes que en 2017 siguen sin resolver, pese al empeño de los investigadores que antes o después estampan en sus asuntos el sello de "caso cerrado". Un año que termina con el hallazgo del cadáver de Diana Quer.

Lo consiguió en septiembre la Guardia Civil con la carpeta que tenía abierta del llamado "crimen del churrero", cometido hace 13 años en Chiclana de la Frontera (Cádiz). Los agentes detuvieron a los cuatro autores de la muerte en 2004 de aquel matrimonio.

También la Policía dio después de 22 años con el hombre que en 1995 había tirado a su exmujer al río Sena metido en un baúl. Fue detenido en Utrera (Sevilla).

Crimen de película

Menos tiempo -se ha cumplido un año hace unas semanas- ha pasado del asesinato a sangre fría en Alicante de la viuda del expresidente de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), un crimen repleto de elementos para convertirse en película y con un móvil de por sí cinematográfico: la pugna y disputa familiar por el control del emporio familiar.

Un asesinato con un sospechoso claro para la Policía, el yerno de la víctima, que fue detenido y enviado a prisión y, 39 días después, puesto en libertad. Sobre él los agentes acumulan decenas de indicios pero ninguna prueba definitiva, porque de momento no se ha encontrado el arma.

A las piezas de este complicado puzzle quedan por encajar muchas incógnitas, aunque los efectivos especializados en resolver homicidios no creen en el crimen perfecto.

Otro caso complicado a resolver tienen sobre la mesa los Mossos d'Esquadra: la violenta muerte de Marc y Paula, la pareja de jóvenes cuyos cuerpos aparecieron en el pantano de Susqueda a finales de septiembre, un mes después de su desaparición. Ella, con un disparo de bala en la cabeza y él con heridas propinadas con algún objeto contundente, arma blanca o quizá también de fuego.

Claro tiene la Policía quién irrumpió el 22 de junio de 2016 en un despacho de abogados del popular barrio madrileño de Usera y mató a sangre fría con una barra de hierro y un cuchillo a las tres personas que están en el bufete: un cliente y dos empleadas de nacionalidad cubana.

Cuestiones amorosas

Tras un año de investigaciones, los agentes de Homicidios de Madrid han desentrañado en 2017 el triple crimen con un único presunto autor material, un exmilitar norteamericano de origen venezolano, pero que no ha sido detenido aún, y cuyo objetivo por cuestiones amorosas era el dueño del bufete, precisamente el que no se encontraba en la oficina.

Estos mismos agentes siguen las pesquisas sobre el asesinato sin resolver de una joven de 16 años en su casa del barrio madrileño de Tetuán el 1 de noviembre. Tras irse sus padres de la vivienda, alguien la asesinó a golpes en su habitación, posiblemente algún chico con el que tenía relaciones, según barajan los investigadores que van estrechando el cerco a los sospechosos.

Quién mató en mayo a tiros en la calle y a plena luz del día en madrid a Francisco Javier Martín Sáez, conocido como Niño Sáez, sigue, al menos públicamente, sin respuesta. La Policía está convencida de que sea quien sea su asesino, su móvil fue la venganza.

Raestreo del cuerpo de Marta del Castillo / Archivo

El cuerpo de Marta del Castillo

2017 deja también dos nuevos dispositivos de búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo, asesinada en 2009. En febrero los buzos de los GEO de la Policía volvieron al río Guadalquivir y en mayo los agentes se centraron en 1.500 metros cuadrados de terreno en Camas, aunque en ambos rastreos no se obtuvo ningún resultado.

Y el último día del año deja resuelto el paradero de la joven Diana Quer, buscada desde el 22 de agosto de 2016, cuando desapareció de madrugada en las fiestas de A Pobra do Caramiñal (A Coruña), aunque quedan muchos interrogantes por resolver.

El caso, uno de los más mediáticos y televisados de los últimos años, ha dado un vuelco tras la detención el viernes, 29 de diciembre, de José Enrique Abuín por un intento de agresión cometido en los últimos días.

Sus declaraciones ante la Guardia Civil y su paso a disposición ante el juez en las próximas horas llevará al "caso cerrado", pero ya en 2018.

0 Comentarios
cargando