Ir a contenido

Lecrín no hará la 'puja de mujeres' y solo subastará productos locales

El Ayuntamiento (PSOE) mantiene que se "malinterpretó" su intención de recuperar una tradición del siglo pasado

Julia Camacho

El alcalde de la localidad granadina de Lecrín Salvador Ramírez de PSOE quiere recuperar una tradición de más de un siglo de antigüedad con la una puja para poder bailar con mujeres.

El alcalde de la localidad granadina de Lecrín Salvador Ramírez de PSOE quiere recuperar una tradición de más de un siglo de antigüedad con la una puja para poder bailar con mujeres.

La fiesta de los Santos Inocentes de Lecrín (Granada), prevista para este sábado, no contará con la polémica ‘puja de mujeres’, según ha anunciado el presidente de la Diputación provincial. El Ayuntamiento, en manos del socialista Salvador Ramírez,  insiste en que se ha malinterpretado la presentación del festejo y ha pedido disculpas a todos aquellos que se hayan sentido ofendidos, asegurando que la celebración se limitará a subastar “solo y exclusivamente productos donados por los comercios y particulares” del municipio, como ya se venía haciendo en los últimos años.

Ramírez dejó perplejo a más de uno el pasado martes al anunciar la intención del municipio granadino de recuperar la tradicional Fiesta de los Santos Inocentes, creada hace un siglo para recaudar fondos para la parroquia,  y explicar en qué consistía. “Imaginaos que yo voy a lo mejor con mi mujer, y llega uno y dice ‘10 euros por que la señora del alcalde baile con otra persona’. Y entonces el alcalde, que está un poco ‘mosqueado’, dice ¿mi mujer cómo va a bailar con éste?', y puja 15 euros. Me comprendéis? Así es como vamos pujando y recogiendo dinero para la fiesta”. En sus orígenes, los alguaciles o encargados de la hermandad perseguían a las mujeres por las que los hombres habían pujado para conducirlas hasta la plaza y que bailaran con su comprador.

El video con sus palabras incendió las redes sociales. Todos los partidos políticos sin excepción, incluido el suyo, se le echaron encima por abordar con semejante naturalidad una celebración machista, que incluso el diputado provincial de Turismo –también socialista-- alabó como iniciativa turística. Y pidieron la dimisión de ambos cargos públicos por amparar una fiesta “denigrante” y “vergonzosa”  que trataba a “las mujeres como ganado”. Rápidamente, el primer edil reculó y aunque reconocía que su ejemplo había sido “erróneo”,  apuntó que se le había malinterpretado, insistiendo en que también se subastaban retos que cualquiera podía lanzar a un conocido a modo de inocentada.

Pero ante las peticiones provenientes incluso desde Diputación, este jueves el Ayuntamiento daba por zanjada la polémica lanzando a última hora un comunicado en el que aclaraban que el contenido final del festejo se mantendrá de la misma manera que en los últimos años.

“Actualmente, la Rifa de los Santos Inocentes se trata de un día de convivencia y festividad en el que se rifan solo y exclusivamente productos donados por los comercios y particulares”, como juguetes, bebidas, jamón o productos de la zona, “no dando cabida a ningún otro tipo de subasta”. Así, el consistorio pedía disculpas a todas aquellas “personas, asociaciones e instituciones que se hubieran podido sentir ofendidas”, al tiempo que subrayaban que durante la presentación a los medios solo quisieron explicar el origen y celebración de la antiquísima tradición, algo que fue “malinterpretado”.