06 ago 2020

Ir a contenido

Las oposiciones a profesor serán eliminatorias

El Ministerio de Educación podría publicar en febrero el nuevo decreto de acceso a la función pública docente

Los sindicatos han iniciado protestas en contra de la decisión del ministro Méndez de Vigo

María Jesús Ibáñez

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con el cartel que le presenta también como ’conseller’ de Ensenyament de Catalunya en la Conferencia Sectorial.

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, con el cartel que le presenta también como ’conseller’ de Ensenyament de Catalunya en la Conferencia Sectorial. / BALLESTEROS / EFE

Pese a las protestas de los sindicatos de maestros (que han empezado ya con movilizaciones) y aunque los consejeros de Educación de las comunidades gobernadas por el PSOE se han mantenido contrarios hasta última hora, el Ministerio de Educación no ha dado su brazo a torcer, amparándose en el principio de igualdad de oportunidades, méritos y capacidad: los exámenes que realizan los aspirantes en las oposiciones a profesor seguirán siendo eliminatorios en España, como lo han sido hasta ahora.

La decisión, comunicada este miércoles por el ministro Íñigo Méndez de Vigo durante una reunión de la Conferencia Sectorial de Educación, se concretará en las próximas semanas en forma de decreto y es totalmente contraria a la demanda que las organizaciones sindicales llevan haciendo desde hace meses, ante la inminente convocatoria de oposiciones, para cubrir unas 150.000 plazas de profesores en toda España.

Los sindicatos reivindican que el sistema de acceso a la función docente se rija "como ocurrió durante unos años con la LOE" por una puntuación media de las tres pruebas de que consta el concurso (un examen práctico sobre la especialidad, otro sobre los temarios generales y un tercero de aptitud pedagógica). Pedían que los candidatos tuvieran que obtener una nota de cinco de promedio entre los tres apartados. Finalmente, como también se hará en Catalunya el próximo abril, se aplicará el modelo eliminatorio, con una primera fase que incluirá el test sobre los contenidos generales y el desarrollo práctico de un tema específico, a elegir hasta entre cinco propuestas. Solo quienes superen esta primera parte, con una nota media de cinco, pasarán a la segunda fase, la de la programación y exposición de una unidad didáctica.

Valorar al buen maestro

¿Por qué insisten tanto los sindicatos en que las pruebas dejen de ser eliminatorias? "Pues porque con el actual sistema se está priorizando la parte memorística de los candidatos, cuando nosotros opinamos que lo que debería tener más relevancia es la práctica, es decir la unidad didáctica, en la que el aspirante puede demostrar cómo trabaja", señala Manel Pulido, secretario de Educación de CCOO en Catalunya.

El ministerio, por su parte, sigue "decantándose por pruebas eliminatorias" por "los principios de capacidad, mérito, igualdad de oportunidades, calidad del sistema educativo y seguridad jurídica", ha explicado Marcial Marín, secretario de Estado de Educación, después de la reunión de la Conferencia Sectorial, en la que el el ministro Méndez de Vigo ha ejercido de 'conseller' de Ensenyament de la Generalitat, en aplicación del artículo 155.

Los consejeros socialistas han acatado finalmente la propuesta, entre otras razones, porque conviene que el decreto esté listo en febrero, para así poder empezar a convocar las oposiciones lo antes posible. Hay que estabilizar, recuerdan, las plantillas docentes, donde actualmente más del 25% de sus componentes son interinos.