Ir a contenido

De gran pureza

Llega más coca al puerto de València: ahora, una tonelada

La pasada semana llegó otra media tonelada procedente también de EEUU y con el sistema de 'gancho perdido'

El Periódico

En una operación conjunta de la Policía Nacional, Guardia Civil y de la Agencia Tributaria. / POLICIA NACIONAL

Las fuerzas de seguridad del Estado se han incautado de más de 1.100 kilos de cocaína de gran pureza en el interior de dos contenedores que habían sido descargados en el puerto de València

La droga estaba oculta en dos contenedores cargados en el mismo buque, procedente de Oakland (EEUU), que llegó a València la madrugada del pasado domingo, y es uno de los mayores alijos interceptados en el puerto valenciano, según ha informado la Agencia Tributaria y la Guardia Civil en un comunicado. El hallazgo se produce menos de una semana después de que la Agencia Tributaria ha incautara de otra media tonelada en el mismo puerto.

La cocaína estaba distribuida en pastillas de más de un kilo de peso y había sido introducida en los contenedores por el método de 'gancho perdido', que consiste en meter la droga en los contenedores en los muelles o terminales de los puertos comerciales del país de partida de los barcos, sin conocimiento de los dueños de la mercancía, por lo que ni el exportador en origen ni el importador en destino tienen conocimiento de su presencia.

Más de 1.000 pastillas

En una operación conjunta desarrollada por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, en la descarga a pie de muelle se procedió a una selección minuciosa de varios contenedores que, a juicio de los investigadores, reunían un perfil de riesgo alto de contaminación de cocaína.

En dos de los contenedores seleccionados y revisados de inmediato, se encontraron 703 pastillas de cocaína en uno de ellos y 415 en otro, en total 1.118 pastillas, con un peso que puede sobrepasar esa misma cifra en kilos.

Se trata de una cocaína que podría superar el 80% de grado de pureza, que será analizada en los próximos días por el Servicio de Sanidad de la Delegación de Gobierno.

La operación ha sido muy similar a la del pasado día 13 de diciembre que se saldó con 520 kilos de cocaína aprehendidos en un contenedor con almendras procedente de Long Beach (EEUU) y que "podía haber sido 'contaminado' durante una escala en Colombia", según informó el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ese día.

La última operación, que ha sido denominada 'Ardilla', continúa abierta y por el momento no se han producido detenciones, según las fuentes.

En ella ha intervenido la Unidad de Análisis de Riesgo de Valencia, compuesta por agentes de Vigilancia Aduanera y de Odaifi de Guardia Civil, la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de Valencia, el Grupo 5 de Policía UDYCO Valencia y el Grupo 41 de Policía UDYCO Central.