Ir a contenido

Meteorología

La borrasca 'Ana' se aleja y vuelve la estabilidad hasta el jueves

El temporal deja un desaparecido en Mallorca y problemas en el trafico aéreo y marítimo

El Periódico

La borrasca Ana ha hecho que Galicia pase una noche de pesadilla. / ATLAS VÍDEO

La borrasca 'Ana', que este lunes ha dado sus últimos coletazos en España antes de proseguir su recorrido hacia Francia y Europa central, se ha despedido tras causar numerosos problemas en las comunicaciones aéreas y marítimas y centenares de incidencias menores, especialmente inundaciones en viviendas y caída de árboles sobre la calzada, aunque en líneas generales su llegada ha sido provechosa para cambiar una tendencia negativa en cuanto a lluvias. El jueves se esperan nuevas precipitaciones, pero en principio serán menos intensas.

El suceso más negativo es la desaparición de un hombre de 28 años que el domingo fue arrastrado al mar en Santa Ponça, en el suroeste de Mallorca, mientras se encontraba pescando con caña en una zona rocosa. Esta mañana se han reanudado infructuosamente las tareas de búsqueda, aunque el vendaval ha dificultado los trabajos. Los puertos de Formentera y Ciutadella han permanecido cerrados.

Cancelaciones en aeropuertos

El paso de 'Ana' por España ocasionó la cancelación el domingo de una decena de vuelos que fundamentalmente partían o tenían como destino Galicia. Sin embargo, la situación ha sido mucho peor este lunes debido al desplazamiento de Ana hacia el norte. Al menos 50 vuelos, según un balance a media tarde, se han tenido que suspender en diez aeropuertos españoles como consecuencia de las adversas condiciones meteorológicas en diversos países europeos. Según fuentes de Aena, el aeropuerto más afectado ha sido El Prat de Barcelona, con 20 vuelos cancelados, seguido de Madrid-Barajas, con ocho, Alicante (4) y Bilbao (4). Además, un total de 12 vuelos con salida o llegada al aeropuerto de Manises (Valencia) han sufrido a lo largo de la mañana retrasos de entre 15 y 140 minutos debido a los fuertes vientos.

El puerto de Algeciras (Cádiz) ha reanudado por la tarde las líneas marítimas con Ceuta y Tánger (Marruecos) después de que a primera hora de la mañana se cancelasen las primeras salidas del día por el fuerte temporal en el Estrecho.

'Ana', la primera gran borrasca atlántica que es bautizada, resultado de un reciente acuerdo de los servicios meteorológicos de España, Francia y Portugal, ha concluido su recorrido ibérico con registros de viento y lluvia poco habituales. "Ana ha sido una borrasca muy rápida, originada por una ciclogénesis que la ha desarrollado muy rápido y, precisamente, se va tan rápido como ha llegado", ha comentado Delia Gutiérrez, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Registros de viento y lluvia

Las rachas han superado 100 kilómetros por hora en numerosos enclaves del norte peninsular, desde Galicia hasta Catalunya, aunque destacan especialmente los 166 km/h medidos en la estación de esquí de Valdezcaray (La Rioja), los 148 km/h de Velilla del Río Carrión (Palencia) o los 124 km/h de Medina de Pomar, según datos de la Aemet. También se han medido 122 km/h en el extremo sureste, en el Puerto de Garrucha (Almería), y 116 km/h en Tarazona (Zaragoza). En Catalunya, la máxima sin contar la alta montaña correspondió a Portbou (134 km/h) y Santa Coloma de Farners (91 km/h), según el Meteocat.

La lluvia, muy bienvenida tras medio año con un grave déficit hídrico, muestra también cantidades espectaculares, como los 231 litros por metro cuadrado recogidos en la localidad de A Lama (Pontevedra), los 210 de Beariz (Ourense) y los 170 de A Estrada (Pontevedra). En Catalunya, las principales precipitaciones han quedado restringidas al Pirineo leridano, con 73 litros por metro cuadrado en Barruera (Vall de Boí) y 43 en El Pont de Suert. También ha llovido con fuerza en Andalucía, Extremadura y zonas de Aragón, aunque aún es pronto para estimar si los embalses se podrán beneficiar de ello. Además, en algunas de regiones más sedientas, como Murcia y la Comunidad Valenciana, las precipitaciones han sido escasas.

Gutiérrez comenta también que a partir del miércoles llegará progresivamente un segundo frente y que afectará a toda la Península el jueves y el viernes. La portavoz de la Aemet ha precisado que empezará a afectar al noroeste el miércoles y el jueves y el viernes se extenderá al resto de la Península y Baleares. El fin de semana, no obstante, la situación tenderá de nuevo a la estabilidad.

Caos aéreo en Ámsterdam y Bruselas

La nieve y los fuertes vientos han causado este lunes problemas de consideración, desde cortes de electricidad hasta graves interrupciones del transporte aéreo.


En los Países Bajos, más de 400 vuelos (un tercio de los previstos para el día) fueron cancelados en el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol, uno de los principales núcleos del tráfico aéreo de Europa, mientras que el de Eindhoven estuvo cerrado todo el día.


En Bruselas, la capital belga, se produjeron 80 cancelaciones y otro centenar de vuelo acumuló importantes retrasos. Uno de los damnificados fue la reunión que tenían previsto celebrar el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y que hubo que cancelar.


En Francia, las ráfagas de viento de la tormenta Ana alcanzaron los 140 km/h y unos 120,000 hogares se quedaron sin electricidad en Vendée y en la región del País del Loira.


En el Reino Unido, cientos de escuelas permanecieron cerradas debido a la nieve y las bajas temperaturas. Una de las ciudades más afectadas fue Birmingham.