Ir a contenido

Violencia machista

Colau desvela que estuvo a punto de ser violada dos veces

Un joven y una patrulla de policía acompañaron a la alcaldesa a su casa evitando la agresión sexual

Ada Colau, alcaldesa Barcelona, durante el último pleno municipal previo a las elecciones del 21-D.

Ada Colau, alcaldesa Barcelona, durante el último pleno municipal previo a las elecciones del 21-D. / Alejandro García (EFE)

La alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, ha desvelado que cuando era más joven estuvo a punto de ser violada. Durante la entrega del XII Premio 25 de noviembre, Colau ha relatado dos episodios diferentes, los dos de noche, en los que logró salvarse de la agresión porque un joven la acompañó a casa, en un caso, y un coche de policía, en el otro. Colau ha lamentado que en esta última situación, ocurrida una de las primeras veces que salía de noche, los policías la regañaron por ir sola a esas horas y "vestida de aquella manera". "Estoy bastante segura de que me hubieran violado esa noche", apuntó.

Colau ha explicado que una vez, volviendo a casa de noche por el centro de Barcelona, ​​se encontró junto a la puerta de su edificio un hombre "de gran envergadura" que la estaba esperando y que se reía de ella, desafiándola, dijo. "Me encontraba atrapada, porque estaba a pocos metros de su casa y no encontraba escapatoria. Pasé muchísimo miedo", ha dicho. Tuvo la suerte de cruzarse con un chico que iba en patinete al que le pidió que le acompañara. El hombre que la desafió se marchó.

En otra ocasión, una de las primeras veces que salía de noche, fue rodeada por varios hombres que salieron de dos o tres coches diferentes en la rambla de Catalunya de Barcelona y que estaban a punto de cogerla cuando "milagrosamente apareció un coche de policía y los hombres huyeron, pero estoy bastante segura de que, si no, me hubieran violado esa noche", ha señalado la alcaldesa, que ha añadido que los agentes la regañaron por estar en la calle por la noche "vestida de aquella manera".

El caso de Maria Rovira

Colau no es la única integrante del consistorio que ha denunciado un ataque. En septiembre del 2016, la concejala de la CUP Maria Rovira reveló una agresión sufrida días antes, cuando regresaba a su casa, en Gràcia, por la noche: un hombre la cogió por detrás, la inmobilizó y le tocó los genitales. Rovira explicó que al presentar una denuncia ante los Mossos estos entonaron un “discurso exculpatorio”, dando por hecho que el agresor era una persona que no estaba bien de la cabeza”, lo que la indignó.