Ir a contenido

No se puede recurrir

Archivada la causa contra los padres de Nadia por explotación sexual

La Audiencia de Lleida contradice al juez instructor y no considera "mínimamente justificado" la existencia de este delito

Alberto Martín, abogado de la madre, asegura que ahora tratarán de recuperar la tutela de la niña

Guillem Sànchez / Barcelona

Nadia Nerea Blanco Garau  con sus padres  Fernando Blanco y Marga Garau.

Nadia Nerea Blanco Garau  con sus padres  Fernando Blanco y Marga Garau.

La Audiencia de Lleida no cree que los padres de Nadia explotaran sexualmente a su hija. A comienzos del 2017, el hallazgo por parte de los Mossos d'Esquadra de unas fotografías de carácter sexual en las que aparecían Fernando Blanco y Margarita Garau -los progenitores de la menor- manteniendo relaciones en presencia de Nadia causó una gran conmoción social cuando todavía no se había digerido que ambos adultos se habían enriquecido a costa de la grave enfermedad desu hija 

Un año después, durante el que los investigadores han tratado de recabar sin éxito más pruebas que apuntaran en el mismo sentido, tras el descubrimiento de un pendrive en un coche con imágenes comprometedoras, el supuesto escándalo sexual ha quedado en nada. La Audiencia de Lleida, estamento judicial al que habían apelado las defensas de Blanco y Garau por separado, ha ordenado que se archive este asunto dado que no ha quedado "mínimamente justificado" que cometieran los delitos de pornografía infantil y exhibicionismo que se les imputaba. La decisión contradice al juez de instrucción número 1 de la Seu d'Urgell.

El sobreseimiento de esta causa no influye para nada en el otro procedimiento que sigue su curso contra Blanco y Garau por un delito de estafa agravada consistente -presuntamente- en quedarse con los donativos que recogían para tratar a Nadia de una enfermedad rara.

Según el escrito de la Audiencia, al mirar estas fotografías, no puede considerarse que los padres mantuvieran relaciones sexuales mientras la niña estaba despierta, pese a ejecutarlas en la misma cama donde dormía la menor. El abogado de Garau, Alberto Martín, ha explicado que de la quincena de fotografías, la niña solo aparece en dos. Y lo que se ve en las imágenes, además, es solo una parte del cuerpo de la pequeña: los tobillos. Las instantáneas fueron tomadas de noche y por la postura de los pies, según el letrado, puede inferirse que está tumbada y dormida. 

En el mismo sentido, el juez de Lleida, y a diferencia del de la Seu d'Urgell, también confía en la versión de los padres que ya aseguraron durante su declaración que la niña no estaba despierta mientras se fotografiaban manteniendo relaciones sexuales. En relación a la decena de imágenes encontradas en el ordenador de los padres en las que se podía ver a la menor desnuda, el juez cree que "difícilmente se puede afirmar con rotundidad que tengan un inequívoco contenido sexual".

Además, explica el escrito de la Audiencia, esas fotografías se encontraron en un archivo junto con otras imágenes de la niña con sarpullidos o erupciones cutáneas, "corroborando" una vez más la versión de los padres que afirmaron que las fotografías se tomaron "con fines médicos". Finalmente, el juez se apoya en la no difusión de las fotografías, por lo que "en ningún caso se utilizaron fuera del ámbito familiar".

Contra los padres de Nadia, que residían en Fígols i Alinyà (Lleida), hay otra causa abierta por un presunto delito de estafa por el que el padre está en prisión preventiva sin fianza hasta que se celebre el juicio, y la madre, que se encuentra en libertad, perdió la patria potestad de la pequeña.

Los padres iniciaron varias campañas para recaudar fondos para sufragas los gastos e investigar sobre la supuesta enfermedad rara que sufría Nadia.

Según la acusación, los padres de la menor, que se investiga si realmente sufría una enfermedad rara, gastaron en fines particulares ajenos al tratamiento de Nadia al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña desde 2008.

El abogado Martín ha explicado a este diario que la intención ahora, tras dejar atrás la causa por explotación sexual, es tratar de recuperar la tutela de la menor por parte de Garau, la madre de Nadia. Actualmente la niña reside con su tía en Santa María del Camí y solo recibe visitas de su madre durante los sábados y los domingos. 

0 Comentarios
cargando