Ir a contenido

Los suicidios han aumentado un 36 % en Cataluña en los años de la crisis

EFE

Los suicidios han aumentado un 36 % en Cataluña en los últimos años como consecuencia de la crisis económica y ya son la mortalidad evitable que más ha crecido, según ha advertido hoy la investigadora de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias (AQuAS) de la Generalitat, Cristina Colls.

Durante el IV Seminario "Salud Mental 4.0", organizado por la red CORE y el Clúster Salut Mental Catalunya (CSMC), Colls ha explicado que el fenómeno del suicidio es más prevalente entre los hombres, ya que un 76,6 % de las víctimas son de sexo masculino.

"Según los últimos datos, a raíz de la crisis, la mortalidad por suicidio ha sido la única que crecía a pesar de que es evitable", ha dicho Colls, que ha remarcado que la tasa de mortalidad por suicidio en Cataluña y en España es de las más bajas de Europa.

Según los últimos datos oficiales del Instituto de Estadística de Cataluña, en 2015 se suicidan en Cataluña un total de 495 personas (362 hombres y 133 mujeres), mientras que en España el número total de suicidados ascendió a 3.602 (2.680 hombres y 922 mujeres).

Colls ha añadido que "tenemos una cantidad ingente de información sobre personas diagnosticadas por trastornos mentales", lo que "aporta muchas ventajas para la investigación y permite obtener muestras grandes o trabajar con datos poblacionales a bajo coste, ahorrándonos la fase de recopilación de datos".

El psiquiatra Diego J. Palao, miembro del Consejo Asesor del Plan Director de Salud y Adiciones de Cataluña, ha afirmado que "el 90 % de las personas que se suicidan tenían un trastorno mental", por lo que ha defendido que "es imprescindible disponer ya de un registro nacional de suicidios".

Según Palao, la creación de este registro tiene dos objetivos: la investigación y la mejora en la asistencia a personas en riesgo de suicidio, así como el seguimiento y apoyo a supervivientes y familiares.

El psiquiatra, que también ejerce como director del Centro de Salud Mental Parc Taulí, ha asegurado que "el 70 % de los muertos por suicidio no recibía tratamiento".

Este dato, según el especialista, indica que es necesario incidir en la concienciación de la sociedad ya que "todavía existe un gran desconocimiento sobre el suicidio y a menudo se trata de forma vergonzosa o cómo si fuera una debilidad de la persona".

"Esta creencia es totalmente errónea y favorece la estigmatización de este fenómeno", ha añadido el psiquiatra, que pide "hablar más del suicidio para evitar su consumación y así está probado".