01 abr 2020

Ir a contenido

Hábitos de vida saludables reducen un 51% riesgo de sufrir un cáncer gástrico

EFE

Seguir unos hábitos de vida saludables reduce hasta en un 51% las posibilidades de sufrir cáncer gástrico, un 37% la de padecer un cáncer colorrectal y un 27% tener un cáncer de mama, según han asegurado hoy los expertos participantes en el 59 Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

Según los endocrinólogos, una dieta correcta, no sufrir obesidad, no consumir alcohol ni tabaco y hacer ejercicio físico previene las posibilidades de desarrollar un cáncer.

Los médicos también han alertado de que el excesivo consumo de carne roja no solo podría influir en el desarrollo de cáncer colorrectal, sino que también aumenta el riesgo del de páncreas, esófago y pulmón.

Según ha explicado el investigador emérito de la Unidad de Nutrición y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología, Carlos Albert González, "el cáncer es una enfermedad multicausal y muchos de estos factores están relacionados con el estilo de vida, seguir una dieta correcta, no sufrir obesidad, no consumir alcohol ni tabaco y hacer ejercicio físico semanalmente, son cuestiones modificables que pueden condicionar o no su desarrollo".

"Cuidando la dieta no eliminas la posibilidad de sufrir cáncer, pero sí que la reduces", ha puntualizado González.

Según el oncólogo, seguir unos hábitos de vida saludables "reduce en un 37% las posibilidades de sufrir cáncer colorrectal, en un 27% el de mama y en un 51% el cáncer gástrico".

"Podemos señalar que el consumo en exceso de carnes procesadas es un cancerígeno reconocido para los tumores de colon y recto, y se perfila como un cancerígeno en los casos de cáncer de estómago y de páncreas", ha precisado.

"En el caso de las carnes rojas existe, desde hace un tiempo, bastante acuerdo entre la comunidad científica sobre su influencia en el desarrollo de cáncer colorrectal, pero, actualmente, se ha sabido que aumenta también el riesgo de cáncer de páncreas, de esófago y de pulmón", ha añadido.

El investigador ha indicado que también existen grupos de alimentos que reducen el riesgo de sufrir enfermedades oncológicas, como "en el caso de las hortalizas, está demostrado que disminuyen los tumores colorrectales, los de faringe-laringe, el de hígado y el de pulmón".

"Las frutas son beneficiosas para la prevención de los casos de colorrectal, faringe laringe y mama. Y recientemente se ha conocido que las fibras y cereales integrales reducen el riesgo de los casos de mama", ha añadido.

Por otra parte, en otra de las ponencias, el doctor Juan Carlos Galofré, coordinador de área de Tiroides de la SEEN, ha advertido que el cáncer de tiroides, un tipo de cáncer tiene a su vez varias clasificaciones: carcinoma papilar, folicular, medular y anaplásico, está sobrediagnosticado.

"En el caso de los papilares, el pronóstico es muy bueno, en cambio, en los anaplásicos el paciente suele fallecer en los meses siguientes al diagnóstico", ha dicho Galofré, que ha resaltado que los más sobrediagnosticados son los carcinomas papilares.

Galofré ha señalado que el cribado mediante ecografías tiroideas para el diagnóstico de tumores de muy pequeño tamaño (los microcarcinomas) es polémico porque se pueden detectar muchos cánceres, "y la experiencia enseña que en torno a un 98% de los casos son poco activos, apenas son agresivos, no van presentar complicaciones, y no van desarrollar metástasis".