Ir a contenido

Datos del Idescat

Las bodas católicas siguen cayendo en Catalunya

La edad del primer matrimonio ya supera los 35 años en el caso de los hombres y los 33 años en el de las mujeres

El Periódico

Invitados esperan en la sala de espera del Registro Civil, en Barcelona.

Invitados esperan en la sala de espera del Registro Civil, en Barcelona. / RICARD CUGAT

El número de matrimonios registrados el año pasado en Catalunya creció un 3,8%, aunque las bodas católicas siguen cayendo y disminuyeron en un 8%, mientras que la edad media del primer matrimonio continúa retrasándose y ya se sitúa en los 35 años en el caso de los hombres y en 33 en las mujeres.

Según datos provisionales sobre el número de matrimonios en Catalunya que este jueves ha difundido el Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), tres de cada 10 matrimonios registrados en esta comunidad son en segundas nupcias o posteriores.

El número de matrimonios celebrados en Catalunya en el 2016 fue de 28.631, un 3,8% más que en el 2015, y son las segundas nupcias o posteriores para al menos uno de los cónyuges las que más crecieron, un 7,5% en relación al año anterior, y ya representan el 30,4% del total de matrimonios.

Los celebrados entre personas solteras también aumentaron, pero menos: un 2,2% en relación al mismo período del año anterior.

Cada vez mayores

La edad media del primer matrimonio sigue retrasándose y supera, por primera vez, los 35 años en el caso de los hombres (35,1) y los 33 años en el de las mujeres (33,2).

De los 28.631 matrimonios registrados en Catalunya, 27.612 fueron de parejas de distinto sexo (el 96,4% del total) y 1.019 fueron entre personas del mismo sexo (3,6%).

De estos últimos, el 52,6% son matrimonios entre hombres (536) y el 47,4% entre mujeres (483).

En relación con el año anterior, los matrimonios de personas de diferente sexo han aumentado en 819, y los del mismo sexo lo han hecho en 220 (104 entre hombres y 116 entre mujeres).

Del total de matrimonios, el 86,1% fueron exclusivamente civiles, el 13,1% católicos y el 0,8% se celebraron según ritos de otras religiones.

Según el Idescat, el aumento del conjunto de matrimonios se debe al incremento de los matrimonios exclusivamente civiles (5,8%), ya que el número de enlaces católicos ha disminuido (-8%) con respecto a 2015, mientras que los oficiados según el rito de otras religiones aumentó en 14 matrimonios.

Según los datos provisionales del 2016, la distribución mensual de los matrimonios muestra que los meses en que se celebran más matrimonios son julio (4.268), septiembre (4.022) y junio (3.680).

Nacionalidades

Los matrimonios con dos cónyuges de nacionalidad española fueron 22.204, el 77,6% del total, mientras que en 5.362 matrimonios uno de los cónyuges es de nacionalidad extranjera (18,7%) y en 1.065 (3,7%) lo son ambos cónyuges.

En el 2016, el número de matrimonios con los dos cónyuges de nacionalidad española aumentó en 497, un 2,3% más que el año anterior, mientras que los matrimonios con al menos un cónyuge de nacionalidad extranjera se incrementó en 442, un 9% más.

Los celebrados entre los dos cónyuges de nacionalidad extranjera, aunque son minoritarios, también aumentaron en 100, lo que supone un 10,4% de crecimiento.

En los matrimonios mixtos es más frecuente el matrimonio de un hombre español con una mujer extranjera (2.956), que una mujer de nacionalidad española con un hombre extranjero (2.118).

El número de matrimonios aumentó en 2016 en toda Catalunya, excepto en las comarcas de Girona, donde se registraron 14 matrimonios menos.

El Penedès (4,3 matrimonios por 1.000 habitantes), las comarcas centrales (4,10) y las comarcas de Girona (3,90) tienen la tasa de nupcialidad superior a la media catalana (3,80), mientras que las tasas de nupcialidad más bajas se encuentran en Ponent y las Terres de l'Ebre (ambas 3,30 por mil).