19 feb 2020

Ir a contenido

DESPUÉS DE LA TENSIÓN VECINAL

La Policía se va de Pineda entre algunos ánimos y cánticos

Los 400 agentes abandonan sus hoteles de forma escalonada y a lo largo de este jueves

Lo hacen acorde a las exigencias de Interior, que pidió cumplir el contrato hasta hoy pese al preacuerdo entre Ayuntamiento y hotel

El Periódico

Vecinos despiden a la Policía Nacional en Pineda.

Vecinos despiden a la Policía Nacional en Pineda.

Los 400 agentes de la Policía alojados en hoteles de Pineda de Mar han comenzado a marchar esta mañana, tal y como estaba previsto según las exigencias del Ministerio de Interior, que había pedido que se cumpliera el contrato hasta el día de hoy tras la posibilidad de que los agentes se marcharan el pasado martes tras un preacuerdo entre Ayuntamiento y hotel Checkin Montpalau.

El de Pineda es uno de los contingentes enviados a Catalunya por el Gobierno español para intentar evitar el referéndum del 1-O.  Tras su actuación, con cargas contra los ciudadanos que intentaban votar, su presencia en los hoteles ha provocado diversas situaciones de tensión a lo largo de toda la semana en Pineda de Mar.

Sin embargo, este jueves su salida se lleva a cabo con toda normalidad y calma. Una veintena de vecinos los ha despedido con cánticos, gritos de ánimo y banderas españolas en las puertas del hotel Checkin Montpalau, en el centro de la población.

Manifestación de apoyo

El pasado día 4, y tras los escraches por parte de la población de Pineda a la Policía Nacional, personas llegadas en autocar, tren y vehículos privados -acompañadas de ciudadanos del municipio y de representantes del PP del Maresme- se situaron frente al hotel Checkin Montpalau para manifestarse en apoyo de los agentes.

Durante toda la tarde del miércoles el apoyo al cuerpo policial se tradujo en cánticos de apoyo y en defensa de la unidad de España, hecho que llevó a que los Mossos d'Esquadra montaran el habitual dispositivo de seguridad a cada extremo de la calle.

Sin situaciones violentas

Sin situaciones violentas, salvo algunas discusiones sin relevancia, los grupos de personas se fueron disolviendo progresivamente y los policías entraron en el hotel hacia las 21:00 h., hasta que esta mañana han empezado a abandonar las instalaciones hoteleras de Pineda.