Ir a contenido

Laboratorio balear, único español en el proyecto premiado con Nobel de Física

EFE

El Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de las Islas Baleares es el único laboratorio español que ha participado en la detección de ondas gravitacionales, cuyos principales impulsores han obtenido hoy el premio Nobel de Física.

Los científicos Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne han sido galardonados hoy con el Nobel de Física 2017 por su "decisiva contribución al detector LIGO y la observación de las ondas gravitacionales", según ha anunciado hoy la Real Academia Sueca de las Ciencias.

El Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) ha participado desde el inicio en la observación de ondas gravitacionales en la colaboración científica LIGO.

La institución académica balear anunció la primera detección de las ondas en el espacio tiempo, que comprueba la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, de forma conjunta con el equipo LIGO el 11 de febrero de 2016.

La Real Academia Sueca de las Ciencias ha galardonado a Weiss, Barish y Thorne, cofundadores del proyecto LIGO, en el marco del cual se produjo la primera detección de las ondas gravitacionales el 14 de septiembre de 2015. Desde entonces se han anunciado otras tres detecciones que confirman este éxito científico.

El Grupo de Relatividad y Gravitación (GRG) de la Universidad de las Illes Balears participa en la Colaboración Científica LIGO desde 2002, aunque Alícia Sintes, profesora del Departamento de Física, fue una de las investigadoras que intervino en la puesta en marcha de este grupo de científicos en 1997.

La doctora Sintes y el doctor Sascha Husa, también profesor de la UIB y miembro del GRG, forman parte del Consejo de LIGO.

En un comunicado, la universidad balear ha señalado que" felicita a los galardonados y hace extensiva la felicitación a todos los miembros de la Colaboración Científica LIGO que han contribuido a este hito científico".

Añade que Alícia Sintes se congratula de que el Nobel de Física 2017 haya reconocido la importancia del descubrimiento de las ondas gravitacionales que, según ha precisado, "marca el comienzo de una nueva era en astronomía, y remarca la contribución de grupos europeos, en particular los miembros de la Colaboración GEO, de la cual el GRG de la UIB también forma parte".

Por su parte, el doctor Sascha Husa ha señalado que la selección de los tres galardonados destaca la importancia del trabajo conjunto de físicos teóricos y experimentales para conseguir este hito.

"Estos han sido pioneros tanto en los desarrollos tecnológicos como en el modelado de las fuentes y en el desarrollo de técnicas de análisis de datos", ha explicado en la misma nota.

0 Comentarios
cargando