Amenaza del invierno se cierne sobre millones de refugiados en Oriente Medio

1
Se lee en minutos

EFE

El invierno se cierne como una grave amenaza para tres de cada cuatro refugiados y desplazados internos de Irak y Siria, que totalizan quince millones de personas repartidas en Oriente Medio, advirtió hoy la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La razón de esta situación es la escasez de donaciones para la operación mediante la cual se busca preparar mejor a esos civiles, principalmente a las familias, para afrontar las inclemencias del tiempo.

"Sólo una cuarta parte de las familias que lo necesitan recibirán ayuda adecuada para prepararse ante el invierno que se acerca", dijo el portavoz del organismo, Andrej Mahecic.

"Creemos que cuatro millones de personas están en una categoría de riesgo extremo y necesitan ayuda apropiada y a tiempo", precisó.

El plan para atender las necesidades que genera el invierno entre los desplazados internos y refugiados iraquíes y sirios en Siria, Irak, Turquía, Líbano, Jordania y Egipto requiere una financiación de 245 millones de dólares.

Noticias relacionadas

Sólo el 26 % de ese importe se ha recibido, a pesar de que las necesidades humanitarias de esos grupos son mayores durante el invierno, comentó Mahecic.

Este será para muchos refugiados sirios el séptimo invierno consecutivo que pasan en campamentos y otros emplazamientos de supervivencia, con frío extremo, nevadas y lluvias fuertes.