El Gobierno se abre a promover cambios en el sistema de acogida de refugiados

Los procedimientos establecidos por la UE "no han dado el resultado esperado", admite Zoido

El ministro del Interior asegura que el fin del plazo no agota el compromiso del Ejecutivo

El ministro del Interior, José Ignacio Zoido, conversa este miércoles con el diputado del PDECat Carles Campuzano. 

El ministro del Interior, José Ignacio Zoido, conversa este miércoles con el diputado del PDECat Carles Campuzano.  / JUAN MANUEL PRATS

Se lee en minutos

Patricia Martín

Si el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acachó el martes a "causas ajenas" el incumplimiento del Gobierno a la hora de acoger a refugiados, ya que han llegado el 13,7% de los previstos, este miércoles ha ido más allá y ha especificado que el Ejecutivo central no ha materializado sus compromisos debido a que los "sistemas establecidos" por la UE "no han dado los resultados esperados". 

En este sentido, se ha mostrado dispuesto a "aceptar cualquier propuesta de mejora" que se pueda establecer en la legislación española o "reclamar" a las autoridades comunitarias, en respuesta a las críticas de la oposición, que ha aprovechado la sesión de control al Gobierno para arremeter contra el ministro por el incumplimiento español. "Nos avergüenza ante el mundo y avergüenza a las instituciones", le ha espetado el diputado socialista Odón ElorzaPodemos, por su parte, propone reprobar a Zoido y el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, por sus "excusas" a la hora de justificar que solo hayan llegado 1.980 refugiados de los 17.000 comprometidos

Zoido ha admitido que el Gobierno "no está satisfecho" por haber quedado en la cola de la lista europea -el 17º de 24- pero ha insistido en que tiene "la conciencia tranquila" porque no ha hecho "dejadez de funciones" ni "eludido sus responsabilidades". 

"Cambiar lo que haya que cambiar"

Te puede interesar

El problema, ha señalado, es que el procedimiento es "largo y farragoso" y cada país "no lo puede acelerar al ritmo que quiere". Por eso se ha mostrado dispuesto a "cambiar lo que haya que cambiar en la UE". 

Asimismo, ha dejado claro que, pese a que el martes expiró el plazo de dos años concedido a los países para la acogida, transcurrido el cual se extingue la obligación, el Gobierno prevé seguir trabajando para traer más refugiados a España. "Vamos a seguir trabajando para que el compromiso de reubicar y resasignar se pueda cumplir aunque haya expirado el plazo final", ha prometido.