Ir a contenido

ABUSOS SEXUALES EN LA ESCUELA

Los Maristas y la Fundació Pere Tarrés se culpan de no detectar a un monitor pederasta

Dos madres alertaron a la escuela de Sants-Les Corts de los abusos y la dirección apartó al acusado

La fiscalía reclama más de 16 años de prisión para Terenci Gabernet, ya condenado por pornografía intantil

J. G. Albalat

Juicio al monitor de los Maristas por abusar de cuatro alumnos.

Juicio al monitor de los Maristas por abusar de cuatro alumnos. / JOAN PUIG

La Fundació Champagnat, que gestiona los colegios Maristas, y la Fundació Pere Tarrés se han culpado mutuamente este miércoles de no haber detectado que el monitor del colegio de la orden religiosa de Sants-Les Corts Terenci Gabernet Zapata era un pederasta y pudiera abusar sexualmente de cuatro niñas de edades comprendidas entre 6 y 12 años. El imputado se ha sentado en el banquillo de los acusados en la Audiencia de Barcelona. La fiscalía reclama para él más de 16 años de prisión y libertad vigilada. La acusación pública considera que los Maristas y la Pere Tarrés son responsables civiles subsidiarios. De ahí que las dos entidades hayan sido juzgadas.

Los Maristas y la fundación Pere Tarrés se han acusado mútuamente desde el inicio de la vista. La orden religiosa considera que es la entidad, que fue la responsable de enviar al colegio para hacer prácticas a un monitor pederasta, quien debía hacer un control de las personas que asigna a los centros educativos. La otra parte, la Pere Tarrés, en cambio, sostiene que la vigilancia corresponde a los Maristas, los responsables del centro. 

El director de la escuela donde se cometieron los abusos ha dicho: "Si la Pere Tarrés nos envía a un alumno en prácticas, debo confiar". Gabernet ha asistido a este duelo con la mirada fija en el suelo. A las dos entidades se les solicita que en el supuesto de que el imputado no pueda pagar la indemnización, sean ellas las que paguen 1.500 euros a cada una de las cuatro niñas por los daños morales.

Testigos contundentes

A pesar de que Gabernet, ya condenado por pornografía infantil, ha negado que abusara de las menores y que solo jugaba en el patio con ellas, los testimonios de las madres de dos de las víctimas y el de las mismas niñas (se ha reproducido en la vista el audio de su exploración judicial) han indicado todo lo contrario. Se ha oído cómo los menores explicaban que el monitor les tocaba el culo y los pechos, o que les proponía ir de merienda después de las clases como premio. Una de las madres ha declarado entre sollozos: "Mi hija me dijo que el monitor le había tocado los glúteos varias veces. A una niña de 11 años, a una menor. Y le explicaba historias macabras y pornográficas que mi hija no tiene por qué saber, de puticlubs. Y me dijo que era Terenci".

Las dos madres han asegurado que alertaron el 2 de diciembre del 2015 a la dirección del colegio de los abusos que habían sufrido sus hijas por parte de Gabernet, que había empezado a hacer prácticas como monitor de comedor días antes. El director del centro de Sants-Les Corts ha reconocido que recibió los avisos y que cuatro tutores le comentaron lo que explicaban las alumnas. El responsable de la escuela ha explicado que ese mismo día suspendió de funciones al monitor y que comunicó lo sucedido a la Pere Tarrés. El director denunció los hechos el día 4. Los Mossos detuvieron al monitor a finales del 2015, pero el caso no salió a la luz hasta febrero del 2016, al destapar EL PERIÓDICO el escándalo en los Maristas.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.