Autocontrol anuncia un sistema de mediación con operadores de telecomunicaciones para dar respuesta a las reclamaciones

Se lee en minutos

EuropaPress

La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha lanzado un nuevo sistema de mediación voluntaria en el que participan Orange, Telefónica y Vodafone, y que estará operativo a partir de enero de 2018 para ofrecer una respuesta "ágil" a las reclamaciones en materias como la suplantación de identidad y la recepción de publicidad no deseada.

Desarrollado en colaboración con la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el sistema será gestionado por Autocontrol, que ha explicado que se trata de una iniciativa que abierta a otras entidades a las que se planteen reclamaciones similares.

Según han precisado ambas entidades, se ha suscrito este miércoles un protocolo general de actuación que respalda esta iniciativa. "Este anuncio supone otro hito importante en nuestro desarrollo, centrado en ofrecer soluciones de autorregulación a empresas y Administración, y pone de manifiesto nuestra acreditada experiencia en la tramitación extrajudicial de reclamaciones, después de que nuestro Jurado de la Publicidad haya resuelto más de 3.500 casos sobre reclamaciones publicitarias desde 1996", ha explicado el director general de Autocontrol, José Domingo Gómez Castallo.

"Esperamos que próximamente otros operadores se adhieran también a este proyecto, que contribuye a garantizar una mejor adaptación a la nueva normativa de protección de datos, que entrará en vigor el próximo 25 de mayo de 2018", ha remachado.

Por su parte, la directora de la AEPD, Mar España Martí, ha afirmado que la Agencia acoge "con satisfacción esta iniciativa, que va a ser un instrumento importante para avanzar en la consecución de los objetivos del Reglamento" de Protección de Datos.

"El procedimiento, voluntario para los ciudadanos e independiente de las reclamaciones planteadas ante la Agencia, puede contribuir a agilizar las reclamaciones sobre unos hechos que tienen unos efectos especialmente negativos para los afectados", ha apuntado.

En relación con el ámbito de aplicación y funcionamiento del proceso, han detallado que los ciudadanos que hayan presentado previamente una reclamación en materia de suplantación de identidad o recepción de publicidad no deseada ante las compañías adheridas a este mecanismo de mediación y no hayan obtenido una respuesta satisfactoria pueden recurrir a Autocontrol.

Te puede interesar

De este modo, una vez recibida esa reclamación, la asociación comprobará que cumple con los requisitos establecidos y, de ser así, iniciará el proceso de mediación para promover que las partes alcancen un acuerdo que solucione la controversia.

Finalmente, han indicado que el sistema de mediación de Autocontrol funciona de forma independiente a las reclamaciones que los ciudadanos pueden seguir planteando ante la Agencia Española de Protección de Datos.