Ir a contenido

MADRID

Multar al cliente de prostitutas callejeras: la idea del PSOE en Madrid

Causapié quiere una ordenanza municipal que sancione administrativamente al consumidor

El Consistorio solo puede controlar las licencias de los locales donde se ejerce esta práctica

Multar al cliente de prostitutas callejeras: la idea del PSOE en Madrid

FRANCINA CORTÉS

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha planteado la puesta en marcha de una ordenanza municipal que sancione administrativamente al consumidor de prostitución callejera (el Consistorio únicamente puede regular y controlar las licencias de los locales donde se ejerce la prostitución), un debate que abrirá la formación el próximo 15 de septiembre con una jornada abierta a ciudades que han comenzando a abordar la situación, como Sevilla o Alcalá de Henares, además de a asociaciones vecinales, organizaciones de mujeres y grupos políticos.

El objetivo es que el Pleno apruebe una ordenanza que "establezca los límites del ejercicio de la prostitución en la ciudad". Causapié ha explicado en rueda de prensa que esta propuesta, al margen de los acuerdos presupuestarios firmados con Ahora Madrid, retoma la iniciativa defendida por el PSOE en campaña, que pasa por actuaciones de sensibilización contra la trata y explotación sexual y el "establecimiento de sanciones administrativas a quienes consumen prostitución". 

También incluye alternativas de vida a las mujeres prostituidas y trabajar en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para erradicar el proxenetismo. "No queremos que la explotación sexual campe a sus anchas por la ciudad o que esté llena de publicidad (sobre prostitución) en las calles. No podemos ser una ciudad desarrollada y moderna mientras que haya exclavitud sexual", ha argumentado la edil.

La portavoz ha expuesto que el PSOE defiende la abolición de la prostitución y que el Ayuntamiento "puede hacer cosas para evitar la prostitución en la calle", "puede y debe ser más contundente", sin olvidar que el Estado "tiene toda la responsabilidad del mundo" a la hora de regular "algo que es delictivo". "El Código Penal no me satisface", ha destacado. Igualmente ha instado a todos los grupos municipales a dejar de "esconderse" y "dar la cara" en este asunto.