Ir a contenido

Ángel González y Enrique Rojas en el examen de Selectividad

Los alumnos se examinan este martes de las materias comunes

Estudiantes en el examen de Selectividad este martes.

Estudiantes en el examen de Selectividad este martes. / Elisenda Rosanas

Un poema de Ángel González publicado en ‘Mil años de poesía española’ y un fragmento de ’El amor inteligente’ de Enrique Rojas sobre las vivencias afectivas más importantes han sido las dos opciones que han podido escoger los más de 5.000 alumnos que este martes han empezado las pruebas de acceso a la universidad, la Selectividad, en la convocatoria de septiembre, unos exámenes que mayoritariamente hacen los alumnos que no han podido hacerla en junio porque no han aprobado todas las materias a bachillerato, o quieren subir nota para entrar a estudios concretos.

Este martes se realizan las pruebas de las asignaturas comunes y los alumnos se han enfrentado a Lengua Catalana y Literatura y Lengua Castellana y Literatura, que ha tenido lugar a primera hora.

Los estudiantes han tenido que demostrar la comprensión lectora a través del poema y analizar el contenido, así como buscar sinónimos y demostrar los conocimientos en algunas cuestiones sintácticas. Las preguntas tenían una estructura similar en la segunda opción, donde los estudiantes han tenido que leer un fragmento ‘El amor inteligente’, de Enrique Rojas.

En cuanto a la comprensión escrita, en la primera opción, los estudiantes han tenido que elaborar un texto argumentativo defendiendo hasta quien punto se puede hablar de la existencia de una variedad estándar de español, mientras que en la segunda opción, se trataba de un texto descriptivo para definir la propia idea ‘’de amor inteligente’’.

Marsé y Salinas

‘Últimas tardes cono Teresa’, de Juan Marsé, también ha protagonizado parte de las preguntas de la prueba, puesto que es una de las lecturas obligatorias de Bachillerato. También los ha aparecido ‘Canción de otoño en primavera’, de Rubén Darío, que se incluye a la ‘Segunda Antología de poesía española’, así como también, Pedro Salinas con ‘Para vivir no quiero’.

En cuanto a preguntas sobre conocimientos de lengua, los alumnos han tenido que diferenciar los términos polisemia y homonimia, y aportar ejemplos, detectar sujetos en algunas frases, analizar sintácticamente algunas oraciones y determinar tipos de subordinadas en otras.

A la salida los examinados en las aulas intercambiaban opiniones y sensaciones alrededor de cómo se los había salido la prueba. “No ha sido tanto difícil como decían algunos compañeros”, decía Aaron Candelario a la salida con su compañero Jorge Costa. Ambos se los ha parecido más fácil en comparación con la convocatoria de junio.

Más fácil o igual

A otros los ha parecido igual que la última prueba. “Yo he comparado la prueba de junios con esta y me han parecido idénticas”, comentaba Patricia Girón. Por el que respeta a las opciones a escoger la mayoría de ellos se han inclinado por la opción A en detrimento de la B, es decir, la que incluía un poema, además de preguntas tipos test alrededor de la obra ‘Últimas tardes cono Teresa’, de Juan Marsé, cómo ha explicado Jordi Ibañez.

En total, 5.406 alumnos se han matriculado a las pruebas de septiembre, mayoritariamente, por la vía ordinaria, es decir, que en junio no habían superado el Bachillerato y por lo tanto, no se pudieron examinar. Aún así, 291 personas se presentan para mejorar nota, como es el caso de en Pol, que en junio se presentó para ver como eran los exámenes, y este martes busca mejorar la nota para poder entrar a Turismo.

Temas: Selectividad

0 Comentarios
cargando