Ir a contenido

Comienzan los trabajos en los nichos de Paterna donde podrían estar dos alcaldes de Chiva fusilados en el franquismo

EuropaPress

Expertos de PaleoLab esperan recuperar los cuerpos de Urbino Blay y Javier Morea y otras 40 víctimas fusiladas en el Paredón de Paterna

Los expertos arqueólogos han comenzado este viernes los trabajos en los nichos 54 y 55 del cementerio de Paterna (Valencia), financiados por la Diputación provincial, para recuperar los restos de dos exalcaldes de Chiva y otras 40 víctimas que fueron fusiladas durante el franquismo frente al llamado Paredón de la Muerte de la localidad valenciana.

La diputada de Memoria Histórica de la corporación, Rosa Pérez Garijo, ha asistido a esta exhumación, promovida desde el Ayuntamiento de Chiva, junto al alcalde del municipio, Emilio Morales, y el concejal de Cultura, Educación e Igualdad, Manu Clemente.

"Hoy hemos dado un paso más en recuperar la dignidad de un pueblo que todavía tiene lleno de fosas comunes sus cementerios y cunetas", ha manifestado Pérez Garijo, quien ha recalcado que cumplen con su "obligación".

Los alcaldes son Urbino Blay Máñez y Javier Morea Cambra quienes, tras los juicios sumarísimos realizados junto a concejales del Frente Popular, algunos de ellos fusilados el 26 de julio de 1939, los trasladan a Paterna y los fusilan el 4 de noviembre de 1939. Los supervivientes fueron condenados a penas de entre los 20 y 30 años de prisión", según David Mújica, investigador e impulsor de los trabajos. Asimismo, entre los condenados a prisión figura Lorenzo Latorre, último presidente de la Diputación de Valencia en época republicana.

Por su parte, el concejal de Cultura, Educación e Igualdad, Manu Clemente ha destacado que es un deber institucional "reparar en la medida de lo posible la dignidad de estas personas, devolverles a su pueblo y contribuir con el descanso para las familias". El concejal de Chiva ha indicado que, para la nueva partida de ayudas provinciales, el consistorio ha solicitado la construcción de un monolito y placas en homenaje a los represaliados "que contribuyeron con el coste de sus vidas a la democracia y a la libertad".

FUSILADOS EL MISMO DÍA QUE EL DOCTOR PESET ALEIXANDRE

Según la corporación, los representantes del municipio de la comarca Hoya de Buñol fueron fusilados el mismo día que Juan Peset Aleixandre. En los años 70 se exhumó el cuerpo del doctor valenciano, y el resto de las víctimas fueron trasladadas a los nichos 54 y 55 del cementerio. Según el médico forense de PaleoLab, Manuel Polo, se exhumaron desde las fosas comunes "sin ningún tipo de criterio". "Es la situación más compleja que hay para la identificación, puesto que hay que individualizar los restos óseos y luego analizarlos genéticamente", ha contado.

Para Pérez Garijo, "se trata de una deuda que tiene la administración con los familiares y la sociedad. Hace más de 40 años que murió el dictador y para poner en valor la democracia, lo primero que debemos hacer es cumplir con las víctimas con justicia, memoria y reparación".

EN PRESENCIA DE FAMILIARES

Según ha destacado el Ayuntamiento de Chiva en un comunicado, en el acto han estado presentes un hijo y una nieta de Urbino Blay y cuatro nietos de Javier Morea, además de algunos bisnietos. Todos han cumplimentado el trámite con los forenses para la extracción de muestras de ADN que permitan cotejar y confirmar que los restos son los de su familiares.

"El acto ha sido emotivo para los familiares, que hace unos meses tuvieron constancia de que podrían recuperar los restos, gracias a una ayuda de la Diputación de Valencia a la que se ha acogido el Ayuntamiento de Chiva, impulsor de esta acción", ha explicado el consistorio.

El alcalde de Chiva ha asegurado que "se trata de un acto de justicia, el que las familias no sólo puedan saber donde están su padre o su abuelo, sino que puedan enterrarlos en Chiva junto a sus seres queridos". Manu Clemente ha añadido que es "un día emocionante, es emotivo ver a las familias reunidas, y que hayamos podido contribuir a dignificar y reparar una afrenta histórica".

Javier Morea Urbino Blay habían sido alcaldes de Chiva, Urbino Blay entre 1936 y 1937, y cuando fue llamado a filas para combatir le sustituyó Javier Morea. Ambos fueron encarcelado en San Miguel de los Reyes y fusilados meses después.

Junto a ellos, según el consistorio, también deben estar los restos de Pascasio Fluja, que no era natural de Chiva, pero vivía en el municipio en aquella época, y trabajaba o colaboraba como traductor de francés en el aeródromo republicano de La Señera, donde ahora están los campos de naranjos de la REVA en término de Chiva. Pascasio Fluja también fue represaliado y fusilado en la misma fecha. Sus restos no han sido reclamados por los familiares, ya que no se ha podido localizar.