Ir a contenido

DESENLACE DEL CONFLICTO LABORAL

El laudo arbitral obliga a Eulen a anular las represalias contra los vigilantes

La decisión podría suponer la suspensión de la nueva huelga convocada por los despidos

El fallo de Marcos Peña establece una subida salarial de 200 euros al mes

Manuel Vilaseró

Entrega del laudo, por parte del árbitro designado, a la empresa y al comité.

Entrega del laudo, por parte del árbitro designado, a la empresa y al comité. / JOSÉ LUIS ROCA

El conflicto de los vigilantes del aeropuerto de El Prat podría estar muy cerca de su desenlace final. El laudo obligatorio dictado este jueves por el árbitro nombrado por Gobierno ha anulado las despidos y expedientes abiertos por la empresa a cuatro vigilantes del aeropuerto barcelonés. Una decisión que podría evitar la nueva huelga contra estas represalias de la empresa que iba a iniciarse el próximo 8 de septiembre.

El árbitro, Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social (CES) y mediador en el reciente conflicto de la estiba, deja muy claro en el texto que quedarán "sin efecto, a partir de esta misma fecha, las sanciones impuestas y los expedientes iniciados". También añade, y esto es muy importante, que de cara al futuro ambas partes "no deberán adoptar nuevas medidas de conflicto y huelga relacionadas con las materias del laudo".

Por si no quedaba suficientemente claro, el texto especifica que entre las materias relacionados con el laudo figuran las sanciones. La precisión es importante porque el temor de los trabajadores es que, una vez anuladas los despidos, Eulen ejecute otros, ya que dispone de un plazo de 60 días para hacerlo.

Asamblea el lunes 

Los vigilantes se reunirán el próximo lunes en asamblea para valorar las consecuencias del laudo, según ha expxlicado el asesor jurídico del comité de huelga, Juan Carlos Giménez. Hasta entonces no se sabrá si desconvocan la huelga.

Fuentes cercanas a la representación sindical han advertido, sin embargo, de un temor: la empresa podría ejecutar despidos alegando otros motivos que los de la huelga para eludir el veto incluido en el laudo. "¿Cómo nos defenderíamos de eso?", se han interrogado.

El presidente de Eulen para España y Portugal, Emilio García, tras recibir el sobre con el laudo de manos del árbitro, y sin todavía saber el contenido del documento, ha asegurado que la compañía "acatará la decisión", sea cual sea.

En la parte salarial del conflicto, el laudo fija la subida salarial en 200 euros al mes, a través de un complemento salarial. El mismo aumento propuesto por el mediador de la Generalitat, que fue aceptado por la dirección de la empresa y rechazado por la asamblea de los trabajadores. Estos han anunciado un recurso judicial contra el laudo, aunque el martes se comprometieron a desistir si la empresa aceptaba retirar despidos y sanciones y firmaba un compromiso de no llevarla a cabo en el futuro.

Para el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el laudo "pone fin al conflicto y devolverá la normalidad al aeropuerto". "Nadie entendería que no fuera así", ha dicho el ministro, quien ha apelado a la responsabilidad de todas las partes.

Cinco vigilantes por filtro

Sobre el contenido del laudo, De la Serna ha destacado que, desde el punto de vista organizativo, se ciñe casi literalmente al contenido de la propuesta de mediación formulada por la Generalitat, por ejemplo en materia de formación en radioscopia o la incorporación de un quinto vigilante por filtro.

En la parte salarial, sin embaego, elimina la cláusula en la que establecía que el complemento de 200 euros no podía ser absorbible ni compensable por los complementos que pudieran establecerse en las negociaciones del convenio sectorial.

Esta diferencia, "relevante y muy significativa" para el ministro, evita que los trabajadores del El Prat puedan estar sistemáticamente por encima de convenio.

Es decir, que si por convenio se establece que los sueldos subirán 200 euros al mes, los empleados afectados por el laudo no verán aumentar su salario en 400 euros (200 del laudo más 200 por convenio), como sí habría ocurrido en caso de haberse aceptado la propuesta del mediador.

Un mes sin intervenir 

El conflicto se inició el pasado julio al romperse las negociaciones entre la empresa y los trabajadores. La huelga, primero encubierta y luego oficial, declarada por estos causó largísimas colas en los puestos de control sin que el Gobierno interviniera hasta mediados de agosto con el refuerzo de la Guardia Civil, que devolvió a la términales barcelonesas a la normalidad. También decretó la apertura del laudo arbitral.

Los salarios y la condiciones laborales del sector de la seguridad privada se han deteriorado al aprovechar algunas empresas la posibilidad que les abrió la reforma laboral de descolgarse de los convenios del sector y recortar las nóminas.

Amenaza de movilizaciones de toda la seguridad privada

La aprobación del aumento del 19% del salario de los trabajadores de Eulen ha tenido una inmediata respecta por parte de los sindicatos UGT y CCOO. Han pedido un encuentro con las patronales de la seguridad privada y ha anunciado movilizaciones en el caso de que no vean una voluntad "real" para consensuar mejoras "palpables y generalizadas" en la negociación del convenio colectivo.

La movilizaciones tendrían lugar a partir de este mes de septiembre “de forma conjunta y creciente” en todos los centros de trabajo con vigilantes de seguridad privada, según las dos centrales. Ambos sindicatos sostienen que se debe dar una solución “global” e “inmediata” a la situación de deterioro que, a su juicio, vive el conjunto del sector, y no solo a las grandes infraestructuras.

El Gobierno ha creado una mesa de trabajo al respecto, con representantes del sector, que se reunirá este viernes. 

   

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.