Ir a contenido

INCIDENTE TRAS EL ATENTADO

Los Mossos desvinculan del atentado al conductor muerto a tiros en un control policial

El tiroteo tuvo lugar en la carretera de Sant Just Desvern, donde ha resultado herida una policía

Los Mossos han abatido la tarde del jueves, hacia las 19.45 horas, a un hombre, de nacionalidad española, en la carretera de Sant Just Desvern​ (Barcelona) en dirección a Sant Feliu de Llobregat, que sospechosamente se saltó uno de los controles en la Diagonal de la 'operación Jaula', que ha sido desplegada tras el atentado de Barcelona, aunque horas más tarde la policía catalana ha informado que el conductor del vehículo ha fallecido y que de momento "no han encontrado ninguna vinculación con el atentado".

Lo ha explicado en rueda de prensa Josep Lluís Trapero, el Mayor de los Mossos d'Esquadra, acompañado del 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, tras reunirse para abordar la crisis. "No tiene antecedentes policiales", ha declarado Trapero en refrencia a la víctima.

Los agentes del dispositivo antiterrorista dispararon cuando el conductor del Ford Focus intentaba huir después de haber atropellado a una policía, una sargento que resultó malherida con el fémur roto. El conductor del vehículo pudo proseguir su marcha, si bien poco después ha sido localizado, sin vida, a la altura del edificio Walden de Sant Just Desvern, a unos tres kilómetros de dónde estaba establecido este control de seguridad impuesto tras el ataque terrorista en la Rambla. Los vecinos de Sant Just Desvern se han alarmado ante la presencia de varias furgonetas policiales que durante horas han rodeado al famoso edificio construido por el arquitecto Ricardo Bofill.

Los Mossos d'Esquadra han activado a los artificieros del Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) para inspeccionar si dentro del vehículo había material explosivo, por lo que el cuerpo de la víctima ha permanecido varias horas dentro del coche.