Ir a contenido

TRAS LA MUERTE DE UN JOVEN

Lloret reclama los contratos de todos los vigilantes de bares y discotecas

El Ayuntamiento quiere comprobar que los grandes locales de ocio cumplen la normativa

Ambiente nocturno en Lloret de Mar.

Ambiente nocturno en Lloret de Mar. / MARTA JORDI

El Ayuntamiento de Lloret de Mar ha requerido a 17 discotecas y bares musicales del municipio que aporten los contratos de los vigilantes de seguridad. El consistorio ha restringido la demanda sólo a estos locales de ocio nocturno --y no a la cincuentena de la que se habló inicialmente-- porque son los que tienen un aforo superior a 500 personas y, según establece la ley, tienen que disponer de vigilantes.

Además de los contratos, también se los requiere que aporten en el Ayuntamiento la memoria de seguridad y el plan de autoprotección (unos documentos que, a la declaración de responsabilidad que firmaron en mayo, hicieron constar que tenían en orden). Las discotecas y los bares musicales tienen ahora diez días para entregar la documentación.

El consistorio ha decidido hacer este paso después del crimen que acabó con la vida de un turista italiano de 22 años en el interior de la discoteca St. Trop, donde se evidenció que el local, a pesar de tener nuevo controladores de acceso, no había contratado ningún vigilante. El ayuntamiento decretó su cierre provisional.

Reabrir la discoteca St. Trop

Lloret de Mar intensificará el control a los locales de ocio nocturno del municipio que están obligados a tener vigilantes de seguridad y en caso de que el Ayuntamiento detecte algún incumplimiento de la normativa, el alcalde Jaume Dulsat ya anunció que abrirían expedientes administrativos a los locales.

El abogado de la discoteca St. Trop, Joaquim Boadas, afirma que entregó este miércoles la documentación que le requería el Ayuntamiento porque el local pueda reabrir. Entre los escritos que se aportaron había los contratos de dos vigilantes de seguridad. El consistorio está estudiando ahora la documentación para #ver si está todo en orden antes de emitir el decreto de reapertura.