Ir a contenido

EN LLEIDA

Un joven muere ahogado en la piscina municipal de Gardeny

El chico de 21 años saltó la verja de la piscina, que ya había cerrado, y se ahogó al no saber nadar

El Periódico / Lleida

Un socorrista en la piscina municipal de Gardeny.

Un socorrista en la piscina municipal de Gardeny. / ESTELA BUSONS/ACN

Un joven de 21 años ha muerto ahogado en la piscina municipal de Gardeny. Los hechos tuvieron lugar la tarde del miércoles, cuando el joven saltó la verja de la piscina, que ya había cerrado, y se ahogó al no saber nadar, según han informado este jueves fuentes de los Mossos d'Esquadra, informa Europa Press.

Los Mossos d'Esquadra recibieron el aviso a las 20.30 horas por parte de los familiares, que se encargaron de trasladar al joven al hospital, donde no pudieron salvarle la vida. 

El alcalde ocasional de Lleida, Joan Gómez, ha explicado que el joven accedió con otros dos amigos, que fueron quienes avisaron a la familia cuando vieron que tenía problemas. Según Gómez, la Guardia Urbana se encuentra varias veces con personas que acceden a los equipamientos municipales cuando ya están cerrados. "Las vallas están, pero impedir el acceso fuera del horario es difícil".

Esta tragedia se suma a la del pasado domingo cuando un niño de tres años cayó en una piscina en l'Ametlla de Mar y murió al día siguiente en el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat (Barcelona).

El menor cayó a la alberca de una casa particular y fuentes de Protección Civil detallaron que recibieron la alerta minutos antes de las 14.00 horas, cuando el niño, de nacionalidad francesa y que estaba de vacaciones con su familia, cayó al agua.

Empeora la estadística

Las ya 342 personas muertas por ahogamientos entre el pasado 1 de enero y este jueves en España suponen 46 más que en el mismo periodo del año pasado, es decir un incremento de casi un 15%%, y un 40% más que en los primeros siete meses y medio de 2015, cuando fueron 242.

Además, en lo que va de año han fallecido otras 48 personas por accidentes ocurridos en espacios acuáticos y más de 400 han sido rescatadas en situaciones de peligro, según el Informe Nacional de Ahogamientos de la Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

El 58,7% de los fallecimientos se han producido en los tres meses de verano, periodo en el que ha tenido lugar el 80% de los rescates realizados, lo que supone más de 300 personas rescatadas en espacios acuáticos.

Solo en los primeros quince días de este mes ya se habían registrado 34 muertos y hasta el momento el mayor pico tuvo lugar en julio, con 95, seguido de junio con 70, enero con 34, abril con 31, marzo y mayo con 29 cada mes y febrero con 17.

Mayoría europeos

La mayoría de muertos por ahogamientos eran españoles, 256, el 76%, y del resto 46 eran europeos (14%), 11 africanos (3%), 3 asiáticos (0,5%), 2 americanos (0,5%) y 21 de nacionalidad desconocida (6%), y del total fallecieron 271 hombres (80%) y 68 mujeres (20%).

El mayor número de estos siniestros tuvo lugar en playas, 174 (51%), seguidos de los 40 muertos en ríos (12%) y los 37 en piscinas (11%) y el resto en otros tipos de instalaciones, y el 90% de las muertes, 305, se produjeron en sitios sin vigilancia de socorrista en el momento del incidente.

El mayor número de fallecidos se ha registrado en Andalucía, con 59, el 17,4% del total, casi uno de cada cinco muertos.

Más hombres que mujeres

La Ciudad de Melilla es el único territorio español en el que no se ha registrado ninguna muerte por esta causa en lo que va de año.

El perfil de la persona ahogada en España es un hombre (80%), de nacionalidad española (75%), de 35 o más años (71%), muerto en una playa (51%) o en cualquier otro espacio acuático sin vigilancia (90%) entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde (70%).

0 Comentarios
cargando