VÍCTIMA DE MALTRATO

Orden de detención contra Juana Rivas

El juez ha dictado la medida después de que la mujer no acudiera a declarar

ALEX CAMARA-AFP / ATLAS VÍDEO

Se lee en minutos

Julia Camacho / Sevilla

El juzgado de Instrucción 2 de Granada ha decretado la detención y puesta a disposición judicial de Juana Rivas, la madre de Maracena que se encuentra en paradero desconocido para evitar entregar a sus hijos a un padre condenado por malos tratos. La decisión se produce después de que la mujer no haya acudido esta mañana a los juzgados para responder por la denuncia de secuestro de menores planteada por su marido, de ahí que el juez quiera oír primero su versión antes de proceder.

En la vista de esta mañana, a la que sí ha acudido el padre y exmarido de Rivas, Franceso Arcuri, el juez ha valorado “la existencia de un presunto delito de sustracción de menores”. Sin embargo, al constar que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “no han podido localizar a la investigada, ni en su domicilio, ni en el de sus familiares próximos, ni de éstos o de cualquier otra persona se ha obtenido información sobre su paradero, se impone procesalmente, como siempre que se concurren estas circunstancias, la decisión de acordar la detención y puesta a disposición judicial”. Es decir, se ordena su captura para llevarla ante el juez y que se le tome declaración sobre ese supuesto secuestro.

En este sentido, el auto judicial es claro y determina que “no procede la adopción de otras medidas cautelares”, en relación a la petición del padre de una orden de búsqueda y captura por una supuesta sustracción de menores para que los hijos sean devueltos de inmediato al padre. El padre quiere hacer cumplir así la sentencia del pasado mes de marzo en el que un Juzgado de Primera Instancia de Granada decide que los menores deben ser restituidos a su país de residencia, Italia, tal y como pedían además la Fiscalía y la Abogacía del Estado. La letrada de Juana Rivas ya ha presentado un recurso excepcional de nulidad contra este fallo, que precisamente debe dirimirse estos días. En caso de no resultar satisfactorio, Rivas anunció que recurrirá al Tribunal Constitucional.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada había citado este martes a Juana Rivas, vecina de Maracena Juana Rivas, vecina de Maracena(Granada) que permanece en paradero desconocido, a raíz de la denuncia interpuesta por el progenitor, Francesco Arcuri, después de que la mujer no entregara a sus hijos en el punto de entrega familiar el pasado 26 de julio en cumplimiento de una sentencia que le obligaba a ello. Rivas decidió huir antes de entregar a los menores, con los que había regresado a España a mediados de 2016, antes de devolverlos pues sobre el padre pesa una condena por un delito de lesiones en el ámbito familiar. El padre, que fue recibido en los juzgados de Granada esta mañana entre gritos de ánimo por parte de la plataforma constituida en su apoyo, aseguró que aceptó a condena a tres meses de cárcel para poder ver a sus hijos, negando los malos tratos.

Fuentes judiciales habían explicado que si Juana no comparecía, se expone a una orden de detención y presentación que el juez dictaminaría al objeto de dar con su paradero, y poder restituir a los menores a su progenitor, residente en Italia, país que reclama la vuelta al domicilio familiar de estos niños de once y tres años.

Ahora la decisión está en manos del juzgado de Instrucción 2 de Granada, que se ha declarado hábil para este caso en el mes de agosto, después de que, en labores de guardia el pasado viernes 28 de julio, abriera diligencias previas para averiguar si la madre de Maracena ha podido cometer posibles delitos de desobediencia a la autoridad judicial; de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos, como apuntó la defensa de su expareja, Francesco Arcuri, que había solicitado al Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada medidas cautelares contra Rivas, entre ellas una orden de búsqueda internacional, que este juez denegó.

Te puede interesar

Coincidiendo con la cita judicial, la asociación 'Granada por la custodia compartida ya' ha organizado una concentración en la sede de los juzgados para, según su portavoz, no reivindicar tanto la posición de Francesco Arcuri en este proceso como sino "los intereses de los menores" frente a la repercusión mediática del mismo, según declaraciones recogidas por Europa Press.

El caso de Juana Rivas ha alcanzado una gran notoriedad mediática, con campañas en las redes sociales promovidas por grupos a su favor, como la que se dio a conocer con la etiqueta 'Juana está en mi casa' 'Juana está en mi casa'después de que incumpliera la orden judicial por la que había de devolver sus hijos a Arcuri.