Ir a contenido

INICIATIVA SOCIAL

Una década de arte inclusivo

El programa 'Art for Change' , que cumple una década, ha atraido a más de 100.000 personas

Una apuesta social con recorrido. Han sido 10 años en los que se ha utilizado la cultura y el arte como una “maravillosa” herramienta de inclusión social. Así, ha definido este jueves Elisa Durán, directora general adjunta de la Fundació La Caixa, el programa 'Art for Change', que ha cumplido su primera década. Este jueves ha sido el momento de pasar balance y de echar la vista hacia atrás para valorar el trabajo hecho.

Esta iniciativa solidaria ha dejado su huella en el edificio de CaixaForum en Barcelona donde Boa Mistura, un colectivo de arte urbano,  ha plasmado una obra pictórica en toda la fachada.

La creación ha llevado dos días de trabajo con la participación de 90 personas en la ilustración del mural, de diversos colectivos. Boa Mistura son un grupo de cinco jóvenes treintañeros que se conocen casi de toda la vida, de cuando con apenas 15 años pintaban las paredes de su barrio.

Diez años de proyectos de transformación social a través del uso del arte y la cultura, han dado para mucho. Durante este tiempo se han ejecutado en toda España un total de 327 programas, con el visto bueno de 288 artistas y 11 entidades culturales.

Más de 100.000 personas han participado en  iniciativas basadas en la fotografía;  el documental, el vídeo y el cine;  la música; la literatura y las artes escénicas y plásticas. Y, una última cifra, a todas estas apuestas sociales se han destinado más de 4 millones de euros.

INMIGRANTES 

'Art for Change' genera procesos creativos liderados por un artista, pero en los que los verdaderos protagonistas son las personas y colectivos en riesgo de exclusión. En estos 10 años de arte y cultura a favor de la integración ha permitido, por ejemplo, desarrollar 'Migrandland', un montaje teatral dirigido por Àlex Rigola, en el que participaron 45 inmigrantes o 'Una expo més', que se ha exhibido en diversos centros de CaixaForum con obras, entre otros, de personas autistas. Otros ejemplos que se han puesto en marcha durante esta década han sido la exposición 'Bàlsam i Fuga', donde las creaciones de reclusos de las cárceles catalanas han compartido espacio con piezas de la colección de arte contemporáneo La Caixa.

En la convocatoria del año pasado se seleccionaron un total de 17 propuestas. De estas, 11 procedían de Catalunya como  la Orquesta infantil del barrio de la Marina de Barcelona en el que participan 40 alumnos o tres iniciativas fotográficas como 'Sueños refugiados', de Héctor Mediavilla y personas demandantes de asilo; 'Material sensible', de Photographic Social Vision y un grupo de víctimas de abusos sexuales que están en proceso terapeútico en la fundación Vicki Bernadet, y Laboratorio Visual de Ruido Photo para internos del departamento de Atención Especializada del centro penitenciario Brians II, que utilizan la imagen y las nuevas tecnologías como herramientas de expresión, cohesión y sociabilización. El mes pasado se cerró el plazo de los 226 que se han presentado este año para acceder a la convocatoria de ayudas.

Las personas que trabajan en la difusión del programa de mejora social 'Art for change' tienen claro que la participación en el arte aporta beneficios tanto a nivel individual como colectivo. A nivel personal, por ejemplo,  aumenta la confianza en uno mismo, fomenta las habilidades o aptitudes, en definitiva, el desarrollo de la persona. La participación en proyectos artísticos puede favorecer también la relación entre las personas y el entorno y mejora las capacidades organizativas y de cooperación de una comunidad o un grupo social. 

Temas: CaixaForum Arte

0 Comentarios
cargando