Ir a contenido

EXÁMENES EDUCATIVOS

Los alumnos catalanes mejoran en las pruebas de inglés

Las pruebas de competencias básicas certifican también los avances en matemáticas

Los peores resultados se obtienen en conocimiento científico-técnico de cuarto de ESO

Antonio Madridejos

Examen de competencias básicas en un colegio de Barcelona, el pasado mayo.

Examen de competencias básicas en un colegio de Barcelona, el pasado mayo. / JOAN CORTADELLAS

Los resultados de inglés en las pruebas de competencias básicas en Catalunya, un examen anual que evalúa el nivel de los estudiantes de sexto de Primaria y cuarto de ESO, han experimentado este año un destacado aumento y de forma sorprendente -o no- se ha convertido en la mejor de las cuatro materias analizadas, según muestran los datos hechos públicos esta mañana por el Departament d'Ensenyament

No ha sido fruto del azar ni de un examen más fácil, ha insistido Joan Mateo, presidente del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo. En su opinión, en los mejores resultados influyen cambios metodológicos adoptados por los centros, como impartir algunas asignaturas en inglés, profundizar en las competencias comunicativas o destinar más horas a la materia, pero también el creciente reconocimiento social del que goza la lengua inglesa y el indudable esfuerzo económico que realizan muchos padres al margen de los colegios e institutos. 

Por primera en las pruebas de competencias básicas, las matemáticas de cuarto de ESO superan la barrera simbólica de 70 sobre 100

Concretamente, el inglés ha obtenido un 79,9 sobre 100 en la prueba de sexto de Primaria y 74,1 en la de cuarto de ESO, frente al 73,7 y 71,0 del año anterior. También obtienen una puntuación superior a 70, el umbral en que se sitúa el aprobado, las otras tres materias evaluadas tanto en Primaria como en Secundaria (matemáticas, catalán y castellano). La única laguna es el conocimiento científico-tecnológico, prueba que realizan solo los alumnos de cuarto de ESO, que obtiene un 65,9.


NUEVA PRUEBA PILOTO DE INGLÉS

El objetivo de la 'conselleria', ha dicho Mateo, es que en el año 2020 los alumnos de cuarto de ESO estén en disposición de aprobar el examen de nivel B1.

53 centros ya seleccionados realizarán en noviembre una prueba externa de inglés para evaluar el nivel de los alumnos

En este sentido, ha anunciado que el próximo noviembre se hará una prueba de inglés a 1.500 alumnos de cuarto de ESO de 53 centros ya seleccionados -los mismos que participan en las pruebas de PISA- que "permitirá dibujar el mapa de Catalunya en lengua inglesa y saber qué esfuerzo deberá hacer el departamento". Previsiblemente se realizará mediante un convenio con el British Council. Mateo ha concretado que se trata de una prueba "acumulativa y evolutiva". "Esta prueba es un complemento, es un pilotaje para saber cómo estamos y servirá para tomar decisiones posteriormente", ha añadido.

Al margen de la lengua inglesa, Mateo también ha destacado el caso de las matemáticas en cuarto de ESO, que ha superado el 70 por primera desde que en el 2012 empezaron a hacerse las pruebas. "Es un aumento suficientemente claro como para descartar el margen de error", ha insistido. La tendencia es ascendente desde el 64 conseguido hace cinco años.

En líneas generales, los resultados en todas las materias mejoran poco a poco, sin grandes cambios anuales pero de forma constante, ha proseguido  Mateo. "Son resultados consolidados con pocas diferencias entre las diversas competencias".

Por ejemplo, ha dicho Mateo, las diferencias entre lengua catalana y lengua española son escasas: la primera obtiene mejores resultados en sexto de Primaria, mientras que la segunda tiene mayor puntuación en cuarto de ESO. El presidente del Consejo Superior de Evaluación ha asumido que, en la etapa escolar, la mayoría de elementos que integran el conocimiento son los procedentes de la escuela, por lo que el catalán tiene un papel preponderante, pero en la etapa de Secundaria las cosas cambian porque se amplía la exposición al castellano, "muy fuerte en el ámbito social".

EL 94% DEL CENSO ESCOLAR

En total, 74.507 alumnos de sexto de Primaria y 65.358 de cuarto de ESO, tanto de la escuela pública como privada y concertada, realizaron la pasada primavera las pruebas de evaluación cuyos resultados se han presentado ahora. Son en ambos casos el 94% del censo escolar, un porcentaje elevado para los estándares internacionales (los ausentes son alumnos enfermos, con necesidades especiales o recién incorporados al sistema, entre otros).

Sobre el objetivo europeo de que los alumnos con un nivel bajo de competencias no superen el 15% en ninguna materia, Mateo ha destacado que en Catalunya se propusieron lograrlo en el 2018 y este año solo se ha superado en las competencias científico-tecnológicas.

El año que viene desaparecerá el dictado en el examen de sexto de primaria. La comprensión se realizará mediante una prueba oral

También ha destacado los buenos resultados obtenidos en dos ámbitos: la provincia de Lleida, previsiblemente por la menor ratio de alumno por profesor debido a su vez a la menor población, y la ciudad de Barcelona. 

NOVEDADES PARA EL PRÓXIMO CURSO

Como novedad para el próximo curso, las pruebas de catalán y castellano de sexto de Primaria que evalúan la comprensión se realizarán mediante una prueba oral, en lugar del tradicional dictado, que se considera una prueba "obsoleta". La ortografía se evaluará en la redacción. En las mismas materias, pero en la prueba de cuarto de ESO, se planteará a los alumnos comparar varios textos relacionados, un elemento que también se introducirá en Pisa 2018. La comprensión lectora abordará entonces la capacidad crítica y la de discernir diferentes tipos de escrito (por ejemplo, informativo frente a opinativo).

0 Comentarios
cargando