Ir a contenido

Las víctimas del metro de València esperan que el accidente del Alvia ayude a reabrir su caso

NACHO HERRERO / VALÈNCIA

Un miembro de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio deja un ramo de flores junto al monumento que recuerda a las 43 víctimas mortales del accidente.

Un miembro de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio deja un ramo de flores junto al monumento que recuerda a las 43 víctimas mortales del accidente. / MIGUEL LORENZO

El accidente del metro del 3 de julio del 2006 en València, con 43 muertos, y el del Alvia de Santiago de Compostela, con 81 víctimas mortales, son los más graves que se han vivido en los medios de transporte por vía férrea de España y ahora las víctimas del primero y la fiscalía esperan que la instrucción del segundo ayude a reabrir su caso, que ha vuelto a ser cerrado recientemente. Así lo ha confirmado Rosa Garrote, presidenta de la Asociación de Víctimas 3J, en el acto de recuerdo que han realizado en el 11º aniversario de la tragedia. Allí ha desvelado que el recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Valencia y el del acusador público coinciden en pedir la reapertura, entre otros motivos, por el hecho de que en los informes en los que ha basado la jueza Nieves Molina su resolución haya actuado como perito Andrés Cortabitarte, que está imputado como técnico de seguridad de ADIF en el accidente de Santiago.

“Estamos de acuerdo con la fiscalía en que el hecho de que esté imputado le inhabilita, hace incompatible con que sea el perito del accidente del metro porque lo que tiene que hacer es valorar si era preciso instalar una medida de seguridad en la vía y si él dijo en Angrois que esa medida no era necesaria, y por eso se le ha imputado, ahora va a defender por todos los medios esa opinión”, ha señalado Garrote. “Evidentemente él no va a tirar piedras sobre su propio tejado y antes que la investigación va a priorizar defender su actuación en Angrois y en otro accidente por el que está imputado en Arevalo”, ha insistido. La presidenta de la asociación ha destacado que Cortabitarte siempre ha defendido que las medidas en vía "no son necesarias y que basta con trasladar la responsabilidad al conductor” y ha anunciado que han solicitado que sean técnicos independientes, y sin relación con el Ministerio de Fomento, los que analicen los datos.

PRUEBAS PENDIENTES

Garrote ha resaltado que “el tiempo pasa volando pero lamentablemente seguimos con las mismas inquietudes, preguntas y dudas y a día de hoy estamos en el mismo momento judicial que en el 2006”. Ha criticado que la jueza, que ya archivó el caso en el 2007 a petición de la fiscalía y sólo lo reabrió a instancias igualmente de la fiscalía en el 2014, se empeñe en que “la única responsabilidad es del conductor porque la única causa que ella ve es la velocidad”. La jueza, según ha apuntado, “se ciñe a que si un tren va a 80 por hora descarrila y que la única responsabilidad es del conductor”. “Nuestro recurso dice que sí, que a 80 por hora descarrila, pero que se podía evitar que se alcance esa velocidad y que Ferrocarrils contaba con esas medidas”, ha explicado. Además, ha dicho que les parece “increíble” que haya archivado el caso “cuando hay pruebas por realizar todavía”.

En cualquier caso, Garrote ha descartado retomar las movilizaciones pues asegura que consiguieron su objetivo de que hubiera una nueva comisión de investigación en les Corts y se redactara una nueva ley de seguridad. “Lo que nos queda es un tema judicial y no pensamos que sea bueno estar en la plaza presionando a la jueza. Lo que pedimos es una investigación justa que tenga en cuenta todas las características no sólo una”, ha concluido.