Ir a contenido

DÍA DEL ORGULLO GAY

Policía y Guardia Civil salen del armario en el World Pride Madrid 2017

Una pareja en el Orgullo Gay.

Una pareja en el Orgullo Gay. / JUAN MANUEL PRATS

La World Pride Madrid 2017 se acerca, pero hay colectivos en los que aún hoy la diversidad sexual es tabú. Entre ellos, hasta ahora han estado la Policía y la Guardia Civil, algunos de cuyos miembros participarán este año por primera vez el 1 de julio en la fiesta del Orgullo Gay de Madrid, una cita clave con dos objetivos principales: dar visibilidad y servir de ejemplo.

"Una forma de defender la diversidad es mostrar nuestra propia diversidad", argumenta Elena Sánchez, portavoz de LGTBIPOL, asociación nacida en enero de este año en Madrid y formada por policías y guardias civiles que se animaron a "dar la cara" y abrir un doble camino.

Por una parte, mostrar que también en los cuerpos de seguridad hay diversidad sexual y, por otra, servir de enlace a personas que son víctimas de delitos de odio por su identidad sexual y que pueden temer que, si denuncian, la Policía "no va a empatizar" con ellas.

Una realidad que existe, como demuestra que, aunque los colectivos LGTBI se esfuerzan en dar visibilidad a cada agresión o ataque que se produce por motivos de orientación o identidad sexual, el número de denuncias policiales es menor que el de denuncias sociales.

La asociación pretende "poco a poco deshacer esos prejuicios" y mostrar una Policía que "se está actualizando y está abierta a la diversidad", explica Sánchez en una entrevista. A día de hoy, son solo una treintena entre las decenas de miles de agentes que integran ambos cuerpos, pero LGTBIPOL aspira a seguir creciendo y anima a unirse a ellos a todos los efectivos de la policía que lo deseen, tanto "homosexuales como heterosexuales".

DEBUT EN EL DESFILE

Para darse a conocer en la World Pride Madrid, desfilarán el próximo 1 de julio por las calles de Madrid acompañados de cerca de 100 personas de todos los ámbitos, aunque podrían ser más, porque según su portavoz, desde que se presentaron públicamente no han parado de recibir llamadas y mensajes de apoyo.

No obstante, el trabajo de la asociación va más allá de la celebración del día del Orgullo y ya cuentan con dos líneas de acción definidas. La primera, de carácter formativo, está orientada a concienciar acerca de la diversidad sexual al resto de agentes en ambos cuerpos, con jornadas informativas en comisarías y cuarteles, así como a los más jóvenes, en colegios e institutos. Y la segunda, enfocada al trabajo diario con asociaciones, sindicatos y grupos políticos, con quienes buscan ser capaces de promover la creación de políticas públicas que sirvan para atajar los problemas a los que se enfrenta la comunidad LGTBI.

Entre las más urgentes, señala Sánchez, está la necesidad de crear una ley de violencia intragénero que contemple las agresiones entre personas del mismo sexo -que mantienen una relación- como delitos, no como "meras disputas entre amigos o compañeros de piso". Al tiempo que actualizar otras existentes, como la dirigida contra la intolerancia en el deporte, para que incluyan en sus postulados la defensa de la libertad y la diversidad sexual.

GAYS EN EL DEPORTE

"Gracias a la ley del deporte problemas como la violencia, el racismo y la xenofobia obtuvieron visibilidad, al estar incluidos en su enunciado, mientras que los relacionados con la homofobia fueron dejados de lado, cuando son los más comunes en los estadios" explica la portavoz de LGTBIPOL.

Sánchez, licenciada en Ciencias del Deporte, destaca el poder de influencia que tiene el fútbol en España y recuerda las recientes declaraciones de Antoine Griezmann, jugador del Atlético de Madrid, quien afirmó en una entrevista que los futbolistas "no salen del armario porque tienen miedo". Considera que es una "frase buenísima" porque "retrata una realidad silenciada que ahora ha ganado visibilidad", ya que, según señala, "no es normal que en todas las cenas de equipo haya 25 futbolistas con sus 25 novias. Eso no es realista".

0 Comentarios
cargando