Ir a contenido

El nuevo ciberataque mundial arranca y se ceba en Ucrania

El aeropuerto, el metro de Kiev y las sedes gubernamentales han sido afectadas

Marc Marginedas

El nuevo ciberataque mundial arranca y se ceba en Ucrania

RITCHIE B TONGO

La página web del aeropuerto Borispyl de Kiev, donde se informa de las salidas y llegadas de vuelos, ha dejado de funcionar; la empresa Antonov, fabricante de aviones de transporte y orgullo del país, ha admitido que sus ordenadores estaban siendo objeto de un potente ataque informático; en el metro de la capital ucraniana, las máquinas expendedoras de billetes no permitían los pagos mediante tarjeta de crédito.

Ucrania, país que ha sufrido regularmente en los últimos años desestabilizadores ataques informáticos desde el extranjero, ha sido el lugar donde el virus informático ha impactado en primer lugar, antes de extenderse a diversos países de Europa Occidental. Sin embargo, a diferencia de ocasiones anteriores, esta vez las autoridades de Kiev no se han apresurado a responsabilizar a Rusia del ciberataque. 

El vicedirector del aeropuerto, Pavel Ryabkin, ha informado a última hora de la mañana, mediante Facebook, del fallo informático y ha advertido de la posibilidad de retrasos en los vuelos. "Nuestros servicios están intentando solventar la situación; es posible que se produzcan retrasos en los vuelos", ha indicado.

Los ordenadores de sedes gubernamentales en Kiev también se han caído. Alrededor de las 14.30 de la tarde (una hora menos en España) el viceprimer ministro Pável Rozenko ha difundido por Twitter una fotografía de su ordenador dañado. "Ta-Dam! Parece que los ordenadores del Gabinete de ministros de Ucrania también han sido afectados: se ha caido el sistema", se leía en el mensaje. 

El Banco Central de Ucrania, por su parte, ha reconocido que algunos bancos comerciales y empresas privadas y estatales habían sido afectadas por el "virus desconocido". "Como resultado de estos ataques, estos bancos están experimentando dificultades a la hora de dar servicio a los clientes y de llevar a cabo operaciones", se lee en un comunicado. "El Banco Central considera que la defensa de la infraestructura bancaria contra el fraude está adecuadamente instalada", ha concluido.

La empresa estatal Ukrenergo, distribuidora de energía eléctrica, tambien ha admitido el impacto del virus, aunque al mismo tiempo ha asegurado que no ha afectado al servicio. 

Ni siquiera se ha librado la central de Chernobil, uno de cuyos reactores explotó en 1986 generando una nube radioactiva cuyos efectos aún se sienten. Según el centro de prensa de la Zona de Exclusión alrededor de la planta, la medición de la radiación se tiene que hacer de forma manual debido al ataque informático. La página web también se ha caído.  

POR RUSIA Y EUROPA OCCIDENTAL

El virus también se ha extendido, aunque de forma limitada, por Rusia y por países de Europa OccidentalRosneft, el gigante ruso de los hidrocarburos, ha admitido en una declaración difundida por Twitter que los servidores de la compañía habían sido objeto de "un poderoso ataque informático". "El ataque" -continúa la declaración- podía haber tenido graves consecuencias pero la compañía ha aplicado un sistema de producción y procesamiento de reserva, y ni la producción ni el refinado se han detenido".

Al igual que sucedía con la web del aeródromo kievita, la página informática de Rosneft no funcionaba a primera hora de la tarde. La empresa se halla en estos momentos inmersa en una batalla judicial con el conglomerado ruso Sistema a raíz de la compra de Bashneft, una empresa del sector. 

Entre los afectados en Europa Occidental, se encuentra el Parlamento británico, aunque únicamente 90 personas han sufrido las consecuencias. Maersk, la mayor naviera del mundo, se ha visto obligado a pedir a sus clientes que les contacten a través del teléfono. Algunas de sus 17 terminales se han visto afectadas. "La seguridad de nuestros empleados, de nuestras operaciones y los negocios de nuestros clientes son nuestras prioridades", se leía en un comunicado difundido en su página web. 

En España, el CNI ha informado que se han visto afectadas "varias multinacionales".           

      

        

0 Comentarios
cargando