06 abr 2020

Ir a contenido

La educación emocional como factor preventivo contra el 'bullying'

MIREIA RECASENS. SAVE THE CHILDREN

Un 9,2% de los estudiantes de entre 12 y 16 años considera que ha sufrido ‘bullying’. Pablo Blázquez / Save the Children.

Un 9,2% de los estudiantes de entre 12 y 16 años considera que ha sufrido ‘bullying’. Pablo Blázquez / Save the Children. / Pablo Blázquez (Save the Children)

Si mirásemos qué hay dentro de las mochilas de los niños que van a la escuela o al instituto, veríamos que no sólo están llenas de libros, libretas o algún que otro juego. Hay muchas mochilas cargadas de emociones, y no siempre de emociones positivas. Aprender a descargarlas para que sean más llevaderas es lo que han hecho este curso en siete centros educativos de la ciudad de Barcelona en el marco de un programa piloto con la colaboración de Save the Children, la asociación SEER, el Ajuntament de Barcelona y el Consorci d’Educació de Barcelona. Durante más de dos meses, 700 niños de entre 10 y 14 años han participado en talleres prácticos donde se utiliza la educación emocional como herramienta de prevención contra el acoso escolar. ¿Cómo me siento? ¿Cómo me hace sentir esto? ¿Cómo se siente mi compañero? Son algunas de las preguntas clave para que los niños aprendan a canalizar y exteriorizar las emociones y para que tomen conciencia de las suyas propias y de las de sus compañeros.

Burlarse o humillar a alguien constantemente no es una chiquillada, es una forma de violencia y hay que llamarlo por su nombre: acoso. Hay que tener en cuenta que un 9,2% de los estudiantes españoles de entre 12 y 16 años (un 8,8% en Cataluña) considera que ha sufrido ‘bullying’ en los últimos dos meses y un 6,9% (un 6,8% en Cataluña) que lo ha sufrido a través de Internet o las redes sociales – el llamado ‘ciberbullying’ –, según datos de Save the Children recogidos en el informe “Yo a eso no juego. Bullying y ciberbullying en la infancia”. En el caso de los acosadores, un 5,4% de los alumnos reconoce haber acosado a alguien (un 6,5% en Cataluña), mientras que un 3,3% (un 4,3% en Cataluña) admite haberlo hecho a través de Internet.

Que el ‘bullying’ tiene que combatirse es algo que nadie pone en duda, pero lo más importante para no llegar a situaciones indeseables es la prevención. Por ese motivo, es esencial educar y formar a los niños con talleres de prevención y sensibilización como los que se han hecho en Barcelona para favorecer así la relación entre iguales y promover el bienestar en el aula. Asimismo, las familias y los profesores, que también deben estar involucrados en este proceso, han recibido formación para abordar esta problemática de manera integral.  Paralelamente, en una primera fase del programa piloto, se formó a 140 profesionales de los equipos de asesoramiento pedagógico (EAP) – lo que representa el 100% de los EAP de la ciudad de Barcelona – para acompañar y asesorar a los centros educativos en la aplicación de un protocolo integral sobre el acoso escolar adaptado a la realidad de cada centro.

Esta iniciativa se enmarca en la estrategia integral de Save the Children de lucha contra la violencia contra la infancia cuya prioridad es la aprobación de una ley integral que proteja a los niños contra toda forma de violencia, entre las que se encuentra el acoso escolar. En muchas ocasiones, estas situaciones permanecen invisibles y por eso es necesario que haya respuestas basadas en la prevención y detección temprana. Además, es necesario una toma de conciencia generalizada por parte de toda la sociedad para entender que el acoso escolar no es solo cosa de niños, es cosa de todos.