02 dic 2020

Ir a contenido

San Martín: "El 'Madoff catalán' todavía nos debe 20 millones de euros"

El grupo familiar introdujo a 380 inversores en el entramado fraudulento de Antoni Mas

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / BARCELONA

Antoni Mas, junto a la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, en la presentación del festival internacional de música de la localidad.

Antoni Mas, junto a la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, en la presentación del festival internacional de música de la localidad. / REVISTACAMBRILS.CAT

"Confiamos en él y la prueba es que comenzamos con un círculo exclusivamente de familiares, amigos y conocidos que nos fueron trayendo entre todos a  380 personas a ese negocio. Pero nos ha engañado; somos víctimas", afirma Julio San Martín, el patriarca de este grupo familiar que decidió confiar en Antoni Mas, el 'Madoff catalán', en cuyo negocio su familia y los inversores que se sumaron llegaron a invertir hasta 94 millones de euros, de los que algo más del 10% fueron aportados directamente por la sociedad familiar, ajena al grupo constructor del mismo nombre. "La constructora no tiene nada que ver con esas inversiones", ha comentado a este diario San Martín.  

San Martín estableció relaciones con Mas en el 2011 a través de las sociedad Monteprados Gestión, con la que constituyó una unión temporal de empresas (UTE) con ATA, una de las compañías de Mas. Y desde el 2015 estableció una 'joint venture' con Cana Cuatro (sociedad de los San Martín) y Publiolimpia, de Mas. A través de esta firma conjunta se gestionaron las inversiones que se soportaron con facturas falsas, según ha reconocido Mas en su autoinculpación. En total, el fraude puede superar los 200 millones de euros y el número de personas que llegaron a invertir en sus negocios puede alcanzar las 500.

En la autoinculpación que realizó Mas ante los Mossos a finales de mayo, explica la relación que mantuvo con el San Martín. Y en esa declaración precisa: "Estoy completamente convencido de que esos comisionistas o representantes (Cana Cuatro), y no descarto que ello alcance o pueda alcanzar a los propios inversores, conocían perfectamente que las operaciones no se correspondían con la realidad".

"Nada más lejos de la realidad", responde San Martín."Tenemos 27 campañas de publicidad realizadas con Cana Cuatro y Publiolimpia que no se han cerrado y de la mayoría no sabemos nada", afirma San Martín, quien asegura que Mas aún les debe unos 20 millones de euros. De hecho, ha presentado una denuncia contra él, una vez que ha conocido la realidad y espera poder personarse en la causa abierta "para colaborar con la justicia y esclarecer cuanto antes el asunto". Hasta aquí la relación: "hemos estado seis años invirtiendo con este señor convencidos de que el negocio era legal", explica. 

EVITAR UN FONDO

El caso es que ni San Martín, ni su familia -también invirtieron sus hijas y yernos- participaron solos: captaron a 380 personas físicas y jurídicas que tomaron parte en algún momento, durante todo este periodo, en "las campañas", como él las denomina. "Mas nos pidió constituir un fondo, pero decidimos evitar esa fórmula para invertir campaña a campaña", detalla. El 'Madoff catalán' les sedujo con su promesa de beneficios. Les explicaba que él conseguía un 20% de rendimiento sobre los contratos de publicidad que firmaba con grandes marcas. De ese 20%, descontado el IVA, quedaba algo más del 16%, lo que permitía ofrecer a los inversores un 4,2%. "Luego quedaba un 11,8% % para Cana Cuatro, un 5,96% incluyendo los gastos de la campaña, y el 6,37% para Publiolimpia", explica San Martín. 

Mas y San Martín se conocieron en el 2011 en Valencia durante la celebración de la Copa de Rey entre el Real Madrid y el Barcelona. En esa ocasión le propuso que participara en sus negocios. "Me dijo que gestionaba espacios publicitarios de los que podía conseguir un buen rendimiento, pero que necesitaba dinero para poder comprarlos. Buscaba 400.000 euros en esa primera ocasión", cuenta San Martín. A partir de ahí, comenzaron a trabajar juntos. "Todo lo que se ganaba se volvía a invertir en el negocio", hasta ahora.