Ir a contenido

INFORME

El Govern denuncia el "deficiente" ritmo de ejecución de las infraestructuras del Estado

Rull critica que Rajoy solo cumple el 31% de inversión en carreteras y el 26% en trenes

El 'conseller' de Territori, Josep Rull, ha denunciado este martes el "deficiente" ritmo de ejecución de las infraestructuras del Estado en Catalunya, y ha calificado de "ridículo" el nivel de ejecución de determinadas obras, algunas de las cuales acumulan 22 años de retraso.

Tras la reunión del Govern, en la que ha presentado un informe sobre el estado de las infraestructuras en Catalunya, Rull ha explicado que obras como los accesos ferroviarios y viarios al Puerto de Barcelona y la conexión de la Ronda Litoral con la C-32 en Sant Boi de Llobregat forman parte del Plan Delta del año 1995, cuando Josep Borrell era ministro de Fomento.

Rull ha explicado que el Estado ha ejecutado el 31% de lo previsto en la red viaria catalana entre el 2005 y el 2012, y el 26% en materia ferroviaria, mientras que la Generalitat en el mismo periodo ha ejecutado el 69 % en redes viarias y el 87 % en materia ferroviaria.

Rull ha dicho que es "agotador" haber de fiscalizar constantemente lo que no depende de la Generalitat y que gastan demasiadas "energías y tiempo" en estar encima de la administración del Estado para que cumpla sus compromisos, y ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no tiene credibilidad" respecto a los compromisos que ha adquirido.

PARALIZADAS

En materia de carreteras, el 'conseller' ha denunciado la duplicación de la N-II entre Maçanet de la Selva y Sils (Girona), que empezó en el año 2006 y se prevé que acabe en 2019. "Trece años para ejecutar un tramo de carretera de 4,7 kilómetros y 45,3 millones de inversión", ha dicho.

La B-40 está finalizada en dos tramos, Abrera-Olesa de Montserrat y Viladecavalls-Terrassa, pero la conexión Olesa-Viladecavalls, que se retomó en 2016, se prevé que finalice el año 2020.

Rull también ha explicado que la conexión entre la A-2 la AP-7, una actuación de 2,4 kilómetros que el Gobierno firmó en el año 2005, con obras adjudicadas en el 2007, está parada.

Las obras de la variante de Vallirana empezaron en el año 2004, se han parado diversas veces y la puesta en servicio de este tramo se prevé para el año 2019, lo que supone "acabar un tramo de autovía de sólo 2,4 kilómetros con un ritmo de ejecución de 160 metros al año".

Rull ha criticado el retraso en las obras del colector Prim, las de la estación de La Sagrera y las de Sant Andreu Comtal, cuya primera actuación se preveía licitar en el año 2012, con un plazo de ejecución de 13 meses, aunque, finalmente, se licitó en 2015 y las obras se han reemprenden ahora y el plazo de ejecución para el conjunto del proyecto es de tres años, tal y como ha anunciado hoy el ministro de Fomento.

Sobre la estación de La Sagrera ha dicho que el convenio original se firmó el año 2002 y Adif ejecutó las obras en 2010, pero están paradas desde el 2014 y hasta ahora solo se ha ejecutado el 21 % y la previsión es retomar los trabajos pasado el verano.

EL DRAMA DE RODALIES

Del plan de Rodalies 2008-2015 de 4.000 millones, se ha ejecutado un 13,5 % y de los 306 millones del Plan de actuaciones prioritarias 2014-2016, se ha ejecutado un 8 %, según ha denunciado Rull, que también reclama el acceso ferroviario a la T-1 o el desdoblamiento de la R-3.

Sobre el Corredor Mediterráneo, Rull ha mencionado entre las actuaciones pendientes los accesos ferroviarios y viarios al Puerto de Barcelona, obras que tenían que empezar en el 2008 y acabar en el 2012 y que, actualmente, están paradas.

También están pendientes de finalizar las obras de duplicación del tramo Vandellòs-Tarragona, que empezaron en el año 2000 y ahora está previsto acabarlas en el 2018.

Rull ha criticado que han sido 18 años para hacer 44 kilómetros, con un ritmo de ejecución medio de 2 kilómetros por año, y ha denunciado que la adaptación del ancho internacional entre Castellón y Vandellòs y entre Vila-seca y Castellbisbal tiene un retraso mínimo de cinco años.

El conseller ha dicho que el calendario de obras del Govern es "antiguo y lleno de compromisos aplazados" y que "determinadas fotos se pueden evitar" cuando los niveles de incumplimiento son tan altos, por lo que ha pedido "prudencia y austeridad a la hora de hacer gesticulaciones". 

0 Comentarios
cargando