Ir a contenido

Piden cambio legislativo para agilizar procesos judiciales por error médico

EFE

 La asociación de afectados por errores médicos "Que no pase +" ha pedido hoy a la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados que cambie la legislación para evitar que este colectivo tenga que afrontar un proceso judicial largo y costoso después de padecer un accidente sanitario.

El representante de la asociación, José Aznar, ha explicado que los afectados por un error médico tardan entre cuatro y diez años en completar el proceso judicial y que las costas pueden llegar a alcanzar los 50.000 euros.

Por ello, ha instado a los diputados a que cambien la legislación para fomentar la mediación especializada -para llegar a acuerdos antes de un juicio-, para ofrecer una justicia gratuita a los afectados por accidentes médicos y para que se contemple el reconocimiento del error sin culpa, como en otros países.

"Los colegios profesionales y las administraciones públicas tienen que dejar de mirar para otro lado cuando pasan hechos que son auténticas salvajadas", ha declarado.

Asimismo, ha solicitado que los plazos de reclamación tras sufrir un error médico sean los mismos en todas las comunidades autónomas.

Aznar, que ha insistido en que los recortes tienen "su incidencia" en estas praxis, ha pedido también que se mejore la calidad asistencial con protocolos de actuación médica "supervisados y transparentes".

Considera que deberían establecerse comisiones de mortalidad "abiertas" cuando se produce un accidente médico y ha demandado que los afectados puedan recibir asistencia psicológica y psiquiátrica.

Esta tarde también ha comparecido en la Comisión de Sanidad la presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzhéimer (CEAFA), Rosa María Cantabrana, que ha pedido a los diputados que impulsen un Plan Nacional relativo a esta enfermedad.

"Ceafa ha venido a pedirles que pongan en su agenda política el alzhéimer. Es un problema global, cada tres segundos hay un nuevo caso en el mundo. (...) En España no tenemos un plan contra el alzhéimer", ha indicado Cantabrana.

El plan debería abordar distintos retos de la enfermedad, ha dicho, como son su normalización y la integración de los pacientes en la sociedad, la mejora de la coordinación sociosanitaria y la agilización del diagnóstico precoz, así como la protección del cuidador, que recibe un "enorme impacto emocional y físico".

Cantabrana ha sostenido que el 12 % de los cuidadores abandona su trabajo para atender al enfermo y el 30 % tiene que hacer ajustes laborales con el mismo fin.

El 94 % de los enfermos son cuidados en el seno familiar y hay "un sesgo de género" porque el 76 % de los cuidadores son mujeres.

También ha solicitado que se cree un registro de personas afectadas por alzhéimer y que se incremente la inversión en investigación biomédica.

La presidenta de CEAFA ha incidido en que esta enfermedad es un "problema estatal" que las administraciones han de acometer.

Cantabraba ha recordado que en España hay 1,2 millones de personas afectadas por esta enfermedad neurodegenerativa, de los cuales el 9 % es menor de 65 años, y ha subrayado que se trata de una patología que implica "enormes gastos" para las familias -31.000 euros de media por año y paciente-.