Ir a contenido

La ONU insta a Tailandia a enmendar ley de lesa majestad por aumento de casos

EFE

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos instó hoy al Gobierno tailandés a enmendar inmediatamente la ley de lesa majestad para ajustarla a los estándares internacionales de derechos humanos y a revisar todos los casos, ante el aumento de enjuiciamientos por presuntos delitos contra la Monarquía.

Tailandia castiga por difamar, insultar o amenazar al rey, la reina, el príncipe heredero o al regente a través del artículo 112 del código penal, una ley que prevé penas de entre 3 y 15 años por cada uno de estos delitos.

El portavoz de la Oficina para los Derechos Humanos Rupert Colville dijo en la ruda de prensa bisemanal de la ONU en Ginebra que hay una "gran preocupación" por el aumento del número de enjuiciamientos por lesa majestad en Tailandia desde 2014 y por la "gravedad de las sentencias".

En concreto, se refirió a la condena a 35 años de prisión impuesto la semana pasada por un tribunal militar de Tailandia a un hombre hallado culpable de diez delitos de lesa majestad.

Wichai Thepwong fue condenado por haber publicado diez fotografías, vídeos y comentarios en la red social Facebook considerados difamatorios para la familia real.

Se trata de la sentencia más dura emitida hasta el momento bajo el artículo 112, después de la que se impuso en 2015 de entre 25 y 30 años a tres personas por tribunales militares por los mismos cargos.

Según la ONU, entre 2011 y 2013 un total de 119 personas fueron investigados por insultar a la Monarquía y durante los últimos tres años, entre 2014 y 2016, esta cifra se ha más que duplicado hasta al menos 285.

Las estadísticas cedidas por las autoridades tailandesas muestran además que ha caído fuertemente el número de personas que han podido defenderse con éxito contra las acusaciones de lesa majestad, añade.

Entre 2011 y 2013 en torno al 24 % de las personas acusadas con una ofensa a la Casa Real quedó en libertad, mientras que los siguientes tres años el porcentaje bajó al 10 %.

El año pasado solo el 4 % se liberó de la cárcel.

"Todas las personas tienen el derecho a la libertad de expresión, incluido cuando critican a figuras públicas. El encarcelamiento de personas únicamente por haber ejercido este derecho supone una violación del artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, al que Tailandia se adhirió en 1996", señaló Colville.